SKINCARE
11/07
Claves para un cutis sano y radiante
Nunca es tarde para prestar atención a las necesidades de la piel, prevenir daños y mejorar su salud. En esta nota de La Tecla encontrarás tips y cuentas de influencers que ayudan compartiendo sus experiencias con distintas rutinas y productos.
Aprender a cuidar el cutis o los pasos esenciales del Skincare es fundamental para lucir una piel luminosa y aplacar los símbolos de envejecimiento sin necesidad de acudir a métodos invasivos o cirugías. Lo principal es incorporar una rutina diaria a partir de la pubertad para que luego de los 30 no haya daños irreversibles.

Por un lado, están los hábitos saludables que cuidan el aspecto de la piel como no fumar, reducir al mínimo el consumo de alcohol y una alimentación reducida en harinas refinadas, azúcares, entre muchas otras variables que están en debate. Pero en cuanto al cuidado facial externo lo ideal como paso uno, en el que todo dermatólogo acuerda, es la limpieza.

La rutina debe construirse primero desde la eliminación de impurezas, por la mañana y por la noche, retirarse el maquillaje es la primera costumbre a adquirir casi a la par del lavado de dientes, para no dañar la piel con una capa artificial de pigmentos y químicos que no dejan respirar el cutis. Para esto es necesario también conocer qué tipo de piel tenemos para elegir el producto correcto, actualmente las aguas micelares se recomiendan para cualquier tipo de piel por su suavidad. También es prioritario abandonar el producto de limpieza si genera enrojecimiento o picazón, en ese caso es preferible usar cosmética hipoalergénica.

El segundo paso varía, se puede usar un tónico facial y luego una crema hidratante o saltear el tónico cuya función es la de cerrar los poros y ayudar a la absorción de los siguientes productos que se coloquen. Cada piel es particular y lo ideal es probar rutinas y conocer cómo responde cada piel. También existen los sérums, los exfoliantes y los ácidos, y cada uno de ellos debe responder a las necesidades específicas de piel, edad e imperfección que se quiera tratar. 

El otro producto obligatorio para todas las edades y tipos de piel es el protector solar, para evitar el fotoenvejecimiento y cuidar la salud en general. En este caso debe tener un factor mayor a treinta. Existen con color para ayudar a emparejar el aspecto de la piel, los hay más ligeros o más pesados, con efecto humectante y también en spray, lo que facilita retocar cada cuatro o cinco horas de exposición.

Actualmente existen productos veganos, hipoalergénicos y de muy buena calidad que permiten un cuidado de piel perfecto y medioambientalmente responsable; además de muchos tutoriales para fabricar varios productos en casa, pero siempre es necesario estar atentos a la respuesta de la piel y ante manchas o cualquier reacción consultar a un especialista.

¿QUÉ SON LOS SERUMS?
Los sérums llegaron al mercado de la estética y la dermatología para quedarse. ¿Pero qué son? ¿Son imprescindibles? La realidad es que hay múltiples variedades y calidades. En general refuerzan la humectación y, de acuerdo a sus ingredientes, responden a necesidades específicas. No son un básico de la rutina facial, pero tener uno o dos después de los 30 años no está de más para darle a la piel elementos que produce en menor cantidad por el paso del tiempo.
Se trata de un producto con una textura mucho más ligera, contiene más activos que una crema hidratante y llega hasta las capas más profundas de la piel. Es ideal para preparar la piel para un maquillaje pesado. Hay sérums anti edad, hidratantes, anti manchas, antioxidantes, nutritivos y energizantes, entre otros

LA TENDENCIA DE ESPONJAS
Esponjas konjac y foreo son la tendencia, la primera es parecida a la clásica esponja vegetal, pero específica para la cara y la foreo lleva batería; es un cepillo sónico que vibra. Ambas son opciones para profundizar la limpieza; aunque puede llegar a dañar la barrera de la piel si se usa en exceso.