SANTA CRUZ
09/07
La nueva YPF del carbón: el después de la intervención
Legisladores del Frente de Todos santacrueño impulsan un proyecto de ley para crear una nueva figura jurídica para la empresa que incluya la participación de la provincia en su administración. La intención es la conformación de una unidad de negocios, que produzca carbón y electricidad. Los detalles de una iniciativa que ya fue impulsada en 2015 y quedó trunca

Por Alejandro De Angelis 

La historia de Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT) en la provincia de Santa Cruz tiene oscilaciones entre la tristeza y la esperanza. Esta última sensación es la que comenzó a crecer en la Cuenca carbonífera santacruceña meses antes de la pandemia, ante la reinstalación de la discusión de la posible creación de la empresa estatal Yacimientos Carboníferos Fiscales Sociedad del Estado (YCF SE).

La iniciativa, impulsada por los legisladores nacionales santacruceños que integran el bloque del Frente de Todos en el Congreso, busca la conformación de una nueva figura jurídica que de por finalizada la intervención y le otorgue participación al Estado provincial, conjuntamente con Nación, en una única unidad de producción y negocios. Una YPF del carbón, aunque sin participación a priori de accionistas privados.  

YCF había sido creada en 1958, y fue privatizada en la década de los 90' en el marco de la Ley de Reforma del Estado. La concesión se le adjudicó a la empresa Yacimientos Carboníferos Río Turbio Sociedad Anónima, que finalizó su actividad en 2002 cuando el Estado le rescindió el contrato por diversos incumplimientos y definió su intervención.

Desde entonces, la compañía tuvo alto y bajos en su producción de carbón. Su pico más alto se dio en 2007, cuando salió la licitación para la construcción de la Central Termoeléctrica de Río Turbio, capaz de generar 240 MW/H para el abastecimiento del suministro de toda la provincia más un excedente a ser vendido. Sin embargo, la obra nunca se culminó, pese a la fallida inauguración encabezada por la entonces Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en septiembre de 2015. Su puesta en funcionamiento requiere un final de obra que aún no se realizó.

Según los cálculos, demanda del sistema eléctrico santacruceño se encuentra hoy aproximadamente en los 80 MW/H, demanda que tan solo con una turbina de la central termoeléctrica alcanzaría para cubrir, quedando así un remanente de producción de 120 MW/H para abastecer el sistema nacional, que implicaría un rédito extra para la provincia.

Con la llegada de Mauricio Macri a la presidencia, la historia se judicializó y la obra permaneció paralizada. En mayo de 2016, el anterior Gobierno presentó una demanda penal contra Julio De Vido y otros funcionarios por presunto fraude contra el Estado mediante movimientos millonarios de fondos a favor de YCRT. Por dicha causa estuvieron detenidos preventivamente el propio De Vido, el  exintendente de Río Turbio Atanacio Pérez Osuna y expresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) Juan Carlos Lascurain.

Respecto del funcionamiento de la mina, en una reunión con dirigentes de su espacio Macri habría dicho que la mina era “inviable”, por lo que las posibilidades de reactivación eran muy pocas y el entonces Gobierno no tenía la mira en ello.

Una nueva etapa

Con el sorpresivo nombramiento del exjefe de Gabinete de la Nación, Anibal Fernández, como nuevo interventor de la empresa, comenzó a gestarse una vez más la conformación de YCF, proyecto que había sido presentado en el Congreso en 2015, obteniendo media sanción en la Cámara de Senadores, pero que no se trató en Diputados y perdió estado parlamentario.

El interventor Fernández aseguró que “el tema, nos importa a todos porque no es un tema santacrueño solamente, le pertenece a los argentinos”, y destacó que "el proyecto lo teníamos todos charlado y lo que presentaron fue la mejor de las posiciones y ahora le corresponde a los legisladores nacionales de santa cruz empujarlo a la Cámara de Diputados", y agregó: "estamos cumpliendo y honrando la palabra empeñada".



Algunos sectores consideran inoportuno plantear el debate en torno a la creación de la Sociedad del Estado, ya que dicha disposición daría lugar a la conformación de un directorio, lo que eliminaría la figura actual del Interventor. En ese escenario, Fernández ya no formaría parte del nuevo esquema lo que, según el análisis de este sector, le quitaría visibilidad a la compañía, que nunca antes había estado en la agenda pública como ahora, debido al alto perfil del exjefe de Gabinete de la Nación.

“Hay que aprovechar esto”, dicen, y piensan en una maniobra estratégica que permita retrasar el debate hacia fines de 2023. Eso permitiría no solo extender la permanencia de Fernández al frente de YCRT, y con ello su exposición, sino también dar la discusión con una nueva conformación de la Cámara de Diputados, cuya distribución actual marca que el oficialismo no cuenta con mayoría propia, algo que sí podría lograr a partir de 2021.   

Los detalles del proyecto

El régimen de la Ley 20.705, de Sociedades del Estado, será el instrumento elegido por los representantes santacruceños en el Congreso, con la incorporación del Estado Provincial, ya que los recursos naturales pertenecen al dominio de Santa Cruz según lo marca la Constitución Nacional, sumando la transferencia de bienes y el personal de planta.

Además, la iniciativa preverá que se transfieran a la nueva empresa Yacimientos Carboníferos Fiscales Sociedad del Estado los activos que provienen de su antecesora, la actual YCRT, que pasará a formar parte del capital de la nueva figura jurídica. En el caso de los pasivos de las cuentas se prevé que sean asumidos por el Estado Nacional.

También se busca prever todo lo necesario para consolidar el funcionamiento a los efectos de la generación de la Central Termoeléctrica a Carbón Río Turbio (CTRT) que también pasará a formar parte de la Sociedad del Estado. En el caso de la dirección y administración la misma estará integrada por un directorio cuya composición se definirá en la Ley y la fiscalización será ejercida por síndicos.

Pablo González (Diputado nacional): “Es clara la importancia que tiene nuestro yacimiento para el Presidente”

El diputado nacional santacruceño, uno de los impulsores del nuevo proyecto, aseguró a este medio que “a partir del 10 de diciembre el desafío se renovó y es claro que la designación de Anibal Fernández determina la importancia que tiene nuestro yacimiento para el Presidente Alberto Fernández, quien siempre manifestó su apoyo al proyecto de las centrales térmicas”.

En tal sentido, precisó que “los legisladores del Frente de Todos estamos trabajando en la creación de la figura jurídica del complejo carboeléctrico, integrado por el Yacimiento Carbonífero de Río Turbio, su sistema ferroportuario y la central termoeléctrica a carbón con la creación de una Sociedad del Estado”, y agregó: “el proyecto que en 2015 obtuvo media sanción es la estructura de esta nueva Ley, la idea es volver a analizarlo y agregar propuestas o inquietudes que puedan aportar todos los sectores de la sociedad que quieran opinar”.

Por último, aclaró que “más allá de la figura jurídica que se encuentra en estudio hay que tener claro que el objetivo es producir el carbón y generar al sistema interconectado”.

Darío Menna (Intendente Río Turbio): “Nuestro deseo es que este año se pueda concretar”

El Intendente de Río Turbio, Darío Menna, aseguró en diálogo con La Tecla Patagonia que "lo que ha hecho la intervención en tan poco tiempo es increíble", consideró, y agregó que "ha resueltos temas que venían desde hace tiempo, muchos de ellos generados por la gestión durante los últimos cuatro años del Gobierno de Cambiemos y especialmente por el exinterventor Omar Zeidán".

En tal sentido, destacó la decisión de la empresa de “pagar el complemento de jubilados que no se pagaba desde mayo de 2018”, al tiempo que destacó que “también se puso al día con los aportes fiscales, saldó sus deudas con el Municipio, logró un aumento a los trabajadores y puso como objetivo el funcionamiento de la Central Térmica".

Adempas, sobre el proyecto de la conformación de YCF, aclaró que “se discute la figura jurídica con la conformación de un directorio y la participación de la provincia. Esto significa  otra vez volver a pensar en tener valor agregado con la venta de energía”.

Por otra parte, contó que “había pautada una reunión en marzo para tratar el proyecto de ley que se presentaría en el Congreso, donde estaban convocadas todas las partes involucradas pero no pudo llevarse a cabo por la pandemia. Como el proyecto presentado en 2015 se cayó en el Senado hay que volver a presentarlo. La discusión sobre qué proyecto se presenta saldrá del debate con la totalidad de los actores involucrados.

Por último, Menna recalcó que “nuestro deseo es que este año se pueda concretar, a más tardar el año próximo dadas las actuales circunstancias”.

Matías Delgado (ATE Río Turbio): "Acompñamos el reimpulso del proyecto de ley planteando nuestras necesidades" 

El Secretario General Adjunto de ATE Río Turbio, Matías Delgado, recordó a este medio que “el ordenamiento jurídico, económico y productivo de nuestro yacimiento es una lucha histórica de los trabajadores y los pueblos de la Cuenca carbonífera. Con motivo de la organización del cuarto Congreso del Carbón, en conjunto con la comunidad se logró elaborar un proyecto de ley que represente nuestros intereses, donde se establecía la garantía del desarrollo productivo y económico para nuestra empresa, para la provincia y también para el país. Dando un valor agregado a la producción del carbón generando energía eléctrica”.

Asimismo destacó que “en aquel momento el proyecto tuvo mucho acompañamiento del arco político local y provincial pero sobre todo una plena participación de los trabajadores”, y resaltó que “nuestra empresa fue una de las más golpeadas por el Gobierno anterior. Debe levantarse y reactivarse, con un intento de cierre y desfinanciamiento”.

“Acompañamos el reimpulso del proyecto de ley, planteando nuestras prioridades y necesidades de la empresa que también consideramos que debemos trabajar en conjunto con los legisladores y la intervención”, enfatizó el dirigente gremial.  

“Se debe presentar una planificación que garantice la producción e inversiones necesarias para la generación de energía”, exigió Delgado y aclaró que “por el momento no fuimos consultados por los legisladores”. “Fui congresal en el Congreso del Carbón y me siento parte del primer proyecto de ley”, concluyó.