CRIMEN DE GUTIERREZ
05/07
Zaeta y Gómez, dos apellidos muy influyentes en la localidad de El Calafate
Son cuatro los detenidos como sospechosos del asesinato del exsecretario privado de CFK. Todos jóvenes veinteañeros que pertenecen a reconocidas familias de la localidad con fuertes vinculaciones políticas
Horas de conmoción vive la pequeña y bella localidad de El Calafate en la provincia de Santa Cruz, tras el crimen quien fuera secretario de la expresidente, Cristina Kirchner y quien además había declarado como “arrepentido” en la causa conocida como los Cuadernos. 



La Villa turística, como se la llama a nivel regional, cuenta con algo más de 25 habitantes. Un pueblo chico, donde todos se conocen y cuya principal fuente de ingresos es el turismo nacional e internacional. 

El presunto homicidio de Fabián Gutiérrez, involucra a  familias influyentes de la localidad, según pudo averiguar La Tecla Patagonia. Dos de los detenidos son nietos de un ex intendente y pariente lejano del actual. 

Se trata de todos jóvenes veinteañeros, uno de los cuales, Facundo Zaeta,  habría tenido relaciones de tipo afectivo con Gutiérrez, según se desprendió de su declaración testimonial. 



En tanto, los otros dos son hijos de un reconocido comerciante de la ciudad y nieto de un escribano destacado que a su vez su concejal del Frente para la Victoria.  

Los hermanos Zaeta, Facundo y Santiago, son nietos de Oscar, de 71 años. Uno de los escribanos tradicionales de El Calafate, quien escrituró varias propiedades de la familia Kirchner. 

En tanto, Facundo Gómez, es hijo de Martín, hijo a su vez de Oscar Gómez, primo lejano del actual intendente Javier Belloni, que el año pasado lo integró al “Ente Mixto de Turismo” de la localidad.  Oscar Gómez, fue intendente peronista de la ciudad entre 1991 y 1995.

Oscar Gómez,  tenía además una tradicional vidriería que cerró hace poco más de un año. Martín Gómez, padre del acusado,  instaló luego una concesionaria de camionetas RAM.

Zaeta, el abuelo de dos de los detenidos, prolongó su dominio sobre el mercado escritural de la localidad con la escribanía de su hija, Andrea Zaeta, esposa a su vez de Daniel Fernández, dueño de una agencia inmobiliaria de El Calafate y líder de “los irrompibles”, un sector del “radicalismo K”.

El último detenido es Pedro Monzón, de apenas 18 años.