CHUBUT
30/06
Se cayó la sesión: dimes, diretes, protestas y una bajada de línea nacional
Un tironeo constante entre el Ejecutivo, el gremio y ahora los diputados de Juntos por el Cambio y el Frente Patriótico, impiden el normal funcionamiento de la Legislatura. Hoy debía aprobarse la modalidad virtual, clave para luego tratar la renegociación de la deuda, y a pesar de la medida de fuerza de APEL, estaba garantizada la sesión. La palabra de Pagliaroni y la presunta orden desde la Rosada
La Legislatura de Chubut sigue sin poder funcionar normalmente. A  los impedimentos que trae la pandemia se suman los constantes conflictos entre el gremio APEL y el Ejecutivo de Mariano Arcioni por el retraso en el pago de sueldos. Pero además,  ahora los diputados opositores también decidieron fijar posición. 

Finalmente y luego de varios pedidos la Legislatura de Chubut se aprestaba a implementar las sesiones virtuales. Era el primer proyecto a tratar en el orden del día, que incluía además otros ingresos como los pedidos de juicio político;  varios proyectos de resolución de los diputados. Pero sobre todo, era la puerta de ingreso para el pronto tratamiento de la renegociación de la deuda.  Las sesiones virtuales eran un pedido justamente de los bloques opositores ante el retroceso de fase del conglomerado Rawson – Trelew y la imposibilidad de viajar de varios legisladores que viven en el interior provincial. De manera virtual,  se sesionó hoy justamente para aprobar esta modalidad. Sin embargo, a pesar de estar el quórum necesario (14 diputados) no se contó con los votos suficientes para aprobarla, ya que se requieren dos tercios. 

Los bloques de Juntos por el Cambio y el Frente Patriótico comunicaron la no asistencia a la sesión virtual establecida para hoy en respuesta a la imposición del gremio APEL de permitir la sesión durante dos horas y luego retirar los taquígrafos. A pesar que desde la presidencia de la Legislatura, Ricardo Sastre, había garantizado la continuidad con la presencia de un escribano público, los legisladores opositores no se presentaron. 



Al respecto, el diputado, Manuel Pagliaroni, indicó a La Tecla Patagonia: “Nosotros notificamos ayer nuestra posición luego de tomar conocimiento sobre la condición impuesta por APEL. Tanto yo como Adriana Casanovas, le manifestamos que no íbamos a aceptar condicionamientos para la sesión. Ya tenemos la experiencia de una anterior, esa sesión especial que cuando arrancó e iba hablar Gómez, el taquígrafo se levantó y en un cuarto intermedio no enteramos que existía un acuerdo para poder hablar cinco minutos y uno por bloque. Teniendo en cuenta ese antecedente dijimos que no íbamos a sesionar, necesitan 18 votos para sesionar afuera de la Legislatura y no los tuvieron”, explicó el presidente del bloque Juntos por el Cambio. 

Pero más allá del malestar de los diputados ante las imposiciones de APEL existirían otros motivos para no haber llevado a cabo la sesión de hoy. Chubut tiene todo listo para aprobar el proyecto enviado por Mariano Arcioni a la Legislatura para renegociar la deuda con los tenedores de bonos en moneda extranjera (BODIC y BOPRO). Según pudo averiguar La Tecla Patagonia, un hombre vinculado al Frente de Todos a nivel nacional, y ex funcionario de la Rosada,  con actual residencia en la provincia, habría sido el encargado de "bajar línea" a los legisladores del Frente Patriótico para que no se de ese tratamiento. La orden sería que primero debe lograr la renegociación el Gobierno nacional, y luego se abriría el juego para las provincias. 

Ante el fracaso de la modalidad virtual, y la salida del conglomerado Trelew - Raswon de la etapa de Aislamiento Obligatorio, se analiza convocar a una sesión presencial para el próximo jueves.