SUMAN OCHO CASOS
23/06
Crece el escándalo tras el torneo: Novak Djokovic dio positivo en COVID-19
El jugador quedó en el medio de la polémica luego de participar en un evento sin distanciamiento social y de un torneo de tenis en su país, en el que varios participantes resultaron infectados con coronavirus
Hace minutos se conoció la noticia de que Novak Djokovic, el número 1 del mundo del tenis, dio positivo de COVID-19, luego del test que se realizó en Belgrado, a su regreso de Zadar, en Croacia, donde jugó un torneo de exhibición la semana pasada por el controvertido Adria Tour, una gira en la que varios de sus colegas también resultaron víctimas del coronavirus. Jelena Ristic, su esposa, también dio positivo.

Al respecto, emitió un comunicado que informa: "Inmediatamente después de llegar a Belgrado, fuimos a hacer pruebas. El resultado de Jelena y yo es positivo. Los niños son negativos". En este sentido expresó: Todo lo que hemos hecho en el último mes, lo hemos hecho con un corazón puro e intenciones sinceras. Nuestro torneo fue de carácter humanitario con la idea de ayudar a los tenistas de la región, proporcionarles condiciones para jugar, obtener ingresos y, de ese modo, superar este período difícil con mayor facilidad.
Al mismo tiempo, queríamos enviar mensajes de solidaridad y respeto, juego limpio. El objetivo también era ayudar a las fundaciones caritativas y a quienes más lo necesitan, y me alegra que una gran cantidad de personas se hayan unido a esa iniciativa". Y concluyó: "Organizamos el torneo en un momento en que el virus se debilitó, creyendo que se habían cumplido las condiciones para su mantenimiento. Lamento muchísimo cada caso individual de infección. Sigo las declaraciones de los médicos y espero que el número de personas infectadas no aumente. Espero que la situación de salud de nadie sea complicada y que todos estén bien. Permaneceré en autoaislamiento durante los próximos 14 días y repetiré la prueba en 5 días".

Djokovic quedó en el ojo de la tormenta como la cara visible de la organización del Adria Tour, una gira de exhibición por distintas ciudades de los Balcanes que servirían como prólogo para la vuelta del circuito profesional. Los torneos, sin embargo, llamaron rápidamente la atención; no por el juego, sino por la falta de restricciones sanitarias o al menos de medidas de precaución en medio de la pandemia.

A contramano de lo que indicaba, Djokovic compartió en sus redes sociales varias reuniones multitudinarias, lejos del distanciamiento social lógico en este momento; tampoco se lo vio con tapabocas ni barbijo, y hasta subió varias imágenes y videos de un partido de fútbol en la que no faltaron abrazos y apretones de manos, y de una fiesta privada nocturna, en la que varios tenistas se mostraban bailando y cantando juntos, como en tiempos "normales" no tan lejanos. Mientras varios deportes se disputan sin gente en las tribunas, Nole convocó a miles de espectadores en su show; con el aval del gobierno de su país, justo es reconocerlo. Todo al revés de los protocolos sanitarios conocidos en todo el planeta.

La primera alerta llegó el domingo, cuando se conoció el caso positivo del búlgaro Grigor Dimitrov. Y luego llegó el efecto cascada: el lunes se anunciaron que también sufrían Covid-19 el croata Borna Coric, el serbio Viktor Troicki, la mujer de este último, el preparador físico de Djokovic y el entrenador de Dimitrov.