Apps
Martes, 18 junio 2024
Argentina
Política Provincial
15 de abril de 2020
ENTREVISTA ALBERTO WERETILNECK

"El Gobierno permite que cuatro empresas que venden combustible se lleven una ganancia extraordinaria"

El exgobernador y actual Senador rionegrino concedió una entrevista a La Tecla Patagonia donde habla de todo. Se confiesa más cerca del peronismo, critica duro a los bancos y pide más acción al Gobierno en materia petrolera: "esa plata que se están quedando cuatro empresas es de las provincias", asegura. Su relación con Carreras y el nuevo rol en el Senado

Compartir

Por Alejandro De Angelis

Fue dos veces intendente de Cipolletti y luego ocupó ocho años la gobernación rionegrina. Por dieciséis años no paró. Ahora dice que está creando su “perfil de Senador”, mientras trabaja para la consolidación de su mayor creación: Juntos Somos Río Negro. Alberto Weretilneck, de frente.

-Se plantea una dicotomía entre salud y economía pero a medida que pasan los días las necesidades económicas son más grandes ¿qué piensa al respecto?
-Yo creo que el enfoque del Gobierno nacional es el correcto. Ante la disyuntiva de cómo enfrentar al coronavirus, me parece que la alternativa que eligió es la más adecuada, por varios motivos. Primero por privilegiar la vida, es decir, tomar la decisión de hacer todas esas cosas que se demostraron exitosas en todo el mundo para tener la menor cantidad de argentinos fallecidos. Segundo, porque asumimos todos lo que es nuestro sistema de salud pública y privado, saber cuáles son nuestras limitaciones y hasta donde podemos dar respuesta ante un contagio masivo.
Estoy de acuerdo con la estrategia pero obviamente que no es gratis. Si ya teníamos una economía con una recesión de tres años, esto nos manda al fondo fondo del pozo.

-¿Alcanza la asistencia del Gobierno a las provincias para afrontar la baja de los ingresos?
-Hay que ver cuánto dura la parálisis. La caída en la recaudación es fuertísima. Solamente en la segunda quincena de marzo estuvimos un 27% abajo en la interanual. Es muy fuerte la pérdida de recursos por parte de las provincias y los municipios. Si es hasta el 27 de abril y después se empieza a generar actividad económica, probablemente estemos en el límite de si alcanza o no alcanza. Si permanece mucho más, ahí sí vamos a estar muy complicados.  
A mi me preocupa la poca efectividad que están teniendo los anuncios del Gobierno nacional en el sistema financiero, en los bancos.

-El rol de los bancos es un punto bastante polémico sobre el que incluso el Presidente habló ¿Cree que se tiene que avanzar más en eso?
-Los bancos están tratando esta situación con la misma lentitud y con el mismo mecanismo que tratan cualquier crédito. Lo único que cambió para los bancos es la tasa al 24%, que la aplicó el Gobierno. Me parece que estamos en una situación que no es la carpeta tradicional de un banco, es una situación distinta que necesita mayor rapidez. Ese es un gran problema que está teniendo el Gobierno y no lo ha podido resolver. Los bancos no están teniendo sensibilidad  —que no se le puede pedir a los bancos— y no cambiaron su forma de trabajo.

-Hay un proyecto del Frente de Todos que plantea un impuesto a quienes blanquearon capitales, para aportar a la crisis ¿Acuerda?
-Me parece bien. Creo que es un momento en el cual todos tenemos que aportar a esta situación que es inesperada y no deseada por nadie. Yo no estoy de acuerdo en crear nuevos impuestos a aquellas empresas que generan trabajo, que pagan impuestos y sostienen al Estado, pero me parece muy bien a las grandes fortunas del país y las grandes multinacionales. Mientras el impuesto esté destinado a la riqueza exuberante y a las transaccionales estoy de acuerdo. 

-Juntos donó el 30% de sus salarios. Hay una postura que confronta con eso y encabeza el Presidente, que habla de que los políticos son los que más trabajan por estos días y que lo que puedan donar no mueve la aguja en términos reales de la economía
-La diferencia de Juntos con el resto de los razonamientos es que nosotros hicimos una donación. Interpretándonos como parte de la sociedad rionegrina, y entendiendo que estamos haciendo todos un esfuerzo muy importante para enfrentar la pandemia. No significa una baja de sueldos porque eso significaría que estamos cobrando más de lo que corresponde y no es así.
Es cierto el razonamiento que indica que si nadie se enriquece, nadie es corrupto ni roba, el sueldo es para vivir. Sobre todo aquellos que hoy en los cargos ejecutivos están trabajando entre 16 y 17 horas. Nosotros hicimos un fondo con el aporte del 30% del sueldo más alto hasta una escala del 10% de sueldos más bajos, de todos aquellos cargos electivos y ejecutivos designados por Juntos (N. de R.: se recaudaron más de 11 millones de pesos), que va a ser donado a todos los hospitales de la provincia.

-No por filiación partidaria pero sí por estructura de pensamiento político ¿se considera peronista?
-No, si me considerara peronista estaría afiliado al Partido Justicialista. Yo me considero un provinciano, federal e independiente. Nosotros como partido provincial nos diferenciamos claramente de las dos grandes corrientes de pensamiento nacionales, es decir, Cambiemos-UCR o peronismo. Obviamente que con mis ideas, desde el punto de vista del rol del Estado, del rol de Argentina en el mundo y de la justicia social, estoy más cerca del peronismo que de los otros partidos pero mi pensamiento es absolutamente provincial.

-Entiendo que dentro de Juntos conviven diferentes miradas…
-El partido está conformado por personas con filiación peronista, radicales e independientes. Eso es lo bueno que tiene un partido provincial. Para nosotros los partidos nacionales dividen y los partidos provinciales unen. Nosotros dejamos de lado hacia adentro de Juntos las posturas nacionales y nos unificamos.  

JUNTOS SOMOS RÍO NEGRO

-Ha habido rumores de diferencias con Arabela ¿cómo es la relación entre ustedes?
-Hablamos dos o tres veces por día. No porque ella necesite mucho de mí, porque la verdad que tiene una excelente formación y un muy buen estilo de conducción. Además, conoce el funcionamiento del Estado y la ayuda mucho haber heredado gran parte del equipo que trabajó conmigo. Mi participación hoy tiene que ver con el trabajo nacional en el Senado y después con el trabajo más de organización política de lo que es Juntos. No tuvimos inconvenientes. Por supuesto que, como dos personas que ejercemos el poder, podemos tener opiniones o miradas distintas relacionada a un tema puntual o una circunstancia, pero no hace al fondo de la cuestión.   

-¿Considera que Juntos ya trasciende a una persona? Pienso en el caso del MPN, con Felipe Sapag, que alguna vez debió dejar el poder en manos de otros
-Nos van a faltar estos cuatro años que estamos transitando. El triunfo de 2019 fue un primer paso. No es suficiente para decir que Río Negro ya definió que sea gobernada por un partido provincial. Eso va a tener que ver mucho con la gestión que estamos transitando. Porque gobernamos 18 ciudades, que representan el 70% de los habitantes de la provincia, con lo cual tenemos una responsabilidad enorme y el Gobierno de la provincia.
Creo que si estos cuatro años son de un buen desempeño de todos nuestros cargos electivos y le podemos demostrar a los rionegrinos que más allá de que esté Alberto o no esté Alberto, la ideología, el pensamiento y la forma de trabajo sigue estando, ahí sí ya podemos decir que la provincia decidió por un partido provincial para su autogobierno. Todavía es pronto.  

PETROLEO

-Hay una necesidad de las provincias petroleras de encontrar una solución a la crisis del sector ¿cuál cree que es la salida?
-Resulta extraño que en un Gobierno nacional que no tiene dudas cuando tiene que enfrentar a las grandes corporaciones esté permitiendo que tres o cuatro empresas que venden combustible en el país estén llevándose una ganancia extraordinaria. El precio de los combustibles de hoy está fijado cuando el barril a 63 dólares y hoy el barril llegó a estar a 20, lo que significa que tanto Axion, como Puma, YPF y Shell se están llevando una ganancia extraordinaria. Están vendiendo un combustible a un precio cuando la compra del barril de petróleo es un 50% más barata que cuando fijaron ese valor. Esa plata que se están quedando estas cuatro empresas es de las provincias y, en definitiva, de los usuarios que compran los combustibles. Es llamativo que el Gobierno no haya actuado para que el esfuerzo sea más equitativo. Nosotros decimos que si perdemos por la caída del barril, perdamos todos, pero no puede ser que perdamos las provincias y los contribuyentes y ganen cuatro empresas.

-Y una de esas empresas es YPF, que es estatal
-Sí, podría ser una decisión mucho más fácil. No es solo un daño a las provincias la pérdida de recursos sino también la caída de las empresas de servicios relacionadas al complejo petrolero.

-¿Y puntualmente sobre el precio del barril criollo cuál es su postura?
-Comparto lo que ha dicho la OFEPHI de fijar el costo en 54 dólares que es lo que permite a toda la industria funcionar y poder seguir invirtiendo. Hoy entre el precio del barril y la cuarentena no ha quedado ningún equipo de perforación en pie en todo el país.

OPOSICION

-Habló hace poco en una entrevista reciente de la posibilidad de cerrar la grieta ¿eso incluiría a todos los sectores?
-Nosotros tenemos una muy buena relación con todos los sectores. Con las únicas personas que realmente hemos tenido serios inconvenientes y que no ha habido manera de dialogar es con Martín y con María Emilia Soria.

-¿Sigue igual?
-Ahora se ha morigerado un poquito ya que la intendenta de Roca —por María Emilia Soria— está teniendo por lo menos con la Gobernadora un diálogo. Anteriormente era imposible conversar sobre algún tema. Con el resto, ya sea peronismo o Cambiemos, tenemos muy buen diálogo al igual que con los empresarios y dirigentes gremiales.   

-¿Y usted no habla con los Soria?
-No, y tampoco me interesa demasiado. Sí es importante que en la gestión institucional haya diálogo porque lo que hace es generar virtuosidad en las decisiones políticas. A mí ni en lo personal ni en lo político me interesa.

-Pero antes usted era Gobernador y Martín intendente
-Antes fui víctima de agravios, insultos y faltas de respeto. Se pasó una línea de la que a uno no lo interesa volver. Lamentablemente hubiésemos podido hacer muchas más cosas por Roca que no se pudieron hacer porque era realmente una guerra desde la Municipalidad a la Provincia todos los días. 

SENADO

-¿Cómo fue el paso de la gestión 24 x 24 en el Ejecutivo a una banca en el Senado?
-Yo siempre insisto en que la vida es un aprendizaje desde que uno nace hasta que uno se va de este mundo y que lo importante es que uno tenga actitud de aprender. Para mí el Senado es un aprendizaje más de tantas cosas que ha tenido que aprender en la vida y me entusiasma.
El Senado tiene la particularidad de pensar las leyes, de vincularse con el Estado nacional de una manera propositiva. Y aparte de esto, interpretar lo que necesita la sociedad rionegrina. En este corto tiempo lo que voy haciendo es definir un perfil de Senador, qué perfil vamos a tener. No solo para votar con convencimiento las leyes a favor o en contra sino de crear leyes que le sirvan a Río Negro y al país.
Me gusta. No me arrepiento de haber decidido ser candidato a Senador. Son seis años, tengo mucho todavía para mejorar.

-Si pensamos en Río Negro y Senado hay una figura que surge y es la de Miguel Ángel Pichetto ¿Habló con él después de la elección presidencial?
-Hablé varias veces. Con Miguel tuve momentos de mucha crisis política y momentos de ser socios políticos. Pasamos de los dos extremos, del enfrentamiento absoluto a la conjunción de intereses comunes. Después hemos tomado distintos caminos pero yo siempre le rescato su compromiso con la provincia. Mientras él pudo y tuvo herramientas le dio mucho a Río Negro y dejó mucho. Más allá de dónde este yo siempre le voy a reconocer eso.

-Se lo vio muy activo en el verano recorriendo la provincia ¿piensa seguir con esta impronta?
-Sí, dentro de lo que es mi ámbito de trabajo: el Senado y el partido. Nada que tenga que ver con los roles de la Gobernadora ni el Gobierno de la provincia, que es un tema que no me compete. Sí en lo que es mi vínculo con la sociedad y fundamentalmente como líder partidaria. Juntos tiene mucha tarea por delante en lo que tiene que ver con la organización dentro del partido, en la participación de sus dirigentes y la formación de sus cuadros.

-Cómo divide el tiempo entre Buenos Aires y la provincia ¿sigue viviendo en Cipolletti?
-Estoy viviendo en Viedma, porque mi hijo está terminando quinto año. Dos días ahí, tres días en Buenos Aires y dos días en Cipolletti.  

OTRAS NOTAS

NEUQUEN
Nicolás Zenobio

“Los libertarios somos una oposición responsable aunque nunca nos convocaron”

En diálogo con La Tecla Patagonia, la representante del monobloque Cumplir en la Legislatura, Brenda Buchiniz, habló del vínculo que mantiene el espacio libertario con el oficialismo provincial

Copyright 2024
La Tecla Patagonia
Redacción

Todos los derechos reservados
Serga.NET