La Plata, Bs As.
Domingo, 31 mayo 2020
Revista Num. 883
Leonardo Nardini, Néstor Grindetti, Mariano Cascallares y Gustavo Posse cuentan su experiencia personal en la lucha contra el COVID-19. Los cuidados, el contacto con los familia...
Ver Revista
Revista COMO VIVEN LA PANDEMIA

Revista Num. 883
Ver Revista
14/05
REGION
Entrevista a Diputados patagónicos: radicales por Zoom
La Tecla Patagonia realizó una entrevista con los diputados nacionales Lorena Matzen, Gustavo Menna y Roxana Reyes, un bloque regional que se consolida en la Cámara baja y promete crecer. Cómo trabajan en conjunto, cuál es su mirada de la región y qué piensan del futuro de Juntos por el Cambio. Mirá las fotos y videos del encuentro virtual
Entrevista a Diputados patagónicos: radicales por Zoom

Por Alejandro De Angelis 

La Tecla Patagonia realizó una entrevista conjunta con los diputados nacionales Lorena Matzen, Gustavo Menna y Roxana Reyes, un bloque regional que se consolida en la Cámara baja y promete crecer. Cómo trabajan en conjunto, cuál es su mirada de la región y qué piensan del futuro de Juntos por el Cambio. 

¿Cómo se dio este bloque o grupo formado por ustedes tres? Más allá del encuentro propio que implica la Cámara

R. Reyes: Yo creo que no solo nos unen los principios y las banderas de nuestro partido sino también de ser provincias patagónicas, de la distancia, de las inclemencias y los contratiempos que supone vivir en lugares más alejados y tienen tantas asimetrías con respecto a otros puntos del país,

Estos nos hizo encontrarnos en cuanto a planteos cuando el Gobierno nacional era de Cambiemos y teníamos inquietudes comunes y nos llevó a hacer planteos y tener algunas cuestiones que llevar en torno a necesidades propias de nuestra región, como los diferenciales por zona patagónica.

Después nos unieron las propias afinidades personales en cuanto a forma de ver la realidad no solamente del país sino también de la región. Todos esos temas van profundizando los encuentros y favorecen un trabajo conjunto que han llevado a agregar una agenda conjunta, que  este año estuvo más marcada.

G. Menna: Yo suscribo lo que dice Roxana. Se trata de afinidades desde el punto de vista que compartimos un pensamiento y también la forma de hacer política. Somos provincias que, en el caso de Río Negro y Chubut, el radicalismo fue Gobierno de 1983 para acá y después sufrimos contratiempos propios de la dinámica de cada gestión, y en el caso de Santa Cruz con un camino inverso, con una remontada impresionante del radicalismo en los últimos años generando dirigentes muy importantes de referencia nacional como el caso de Eduardo Costa y ahora Roxana. En una región que más allá de que en la retórica está presente, tiene sus particularidades y no suele ser tenida en cuenta de la misma manera.

Roxana aludía a aquel decreto famoso dictado en nuestro Gobierno, en el de Mauricio Macri, donde se le reducía el diferencial de zona a las asignaciones familiares. Recuerdo también que en el proyecto de ley de presupuesto 2019 se había propiciado quitar el diferencial de zona para las jubilaciones. En ambos casos, con Lorena, Roxana y otros diputados de la región planteamos la derogación de ese decreto y nos pusimos muy firmes para que no avanzará esa modificación presupuestaria. Podemos decirlo, lo nuestro no es retórico. Durante muchos años el kirchnerismo hablaba de que la Patagonia había dejado de ser el patio trasero del país y la verdad que, al menos en el caso de Chubut, no hubo absolutamente nada revelante, por ejemplo, en materia de obras.     

En el Gobierno de Macri hubo una inversión de infraestructura impresionante en Chubut pero estuvieron también estas otras cuestiones que no coincidíamos pero con todo el respeto y también la firmeza por defender a nuestras provincias lo planteamos y logramos resultados concretos. No hicimos verticalismos ni obediencia de vida. Ustedes en los medios hablan de bloque patagónico, nosotros pertenecemos al bloque de la Unión Cívica Radical, lo que sí intentamos es coordinarnos, porque somos pocos y tenemos una representación mucho menos numerosa. Me parece que tenemos que ir ampliando estos horizontes.

Hay afinidades que requieren de coordinación y arituclación no solo en los posicionamientos nacionales o en la Cámara de Diputados, sino también en las políticas públicas de nuestras propias provincias.  

L. Matzen: Me queda suscribir a los que dijeron antes. Nos unieron luchas comunes, de las buenas y de las malas. El seguimiento de la obra pública cuando fuimos Gobierno y poner en la carpeta de Buenos Aires las cosas que nos pasan en las provincias del interior. Poder hacer federalismo requiere también esta estrategia de unificar criterios y ver en qué podemos empujar juntos porque como decían tanto Gustavo como Roxana somos muy protagonistas de nuestros espacios, distinto a lo que puede pasar en otras provincias con mayor cantidad de diputados. Nosotros lideramos cuando fuimos oficialismo y ahora la oposición, entonces la representación y el peso de la carga es mucho más importante que quizás para otros representantes de territorios más poblados.

La afinidad también es importante. Lo que nos une también tiene que ver con un mismo pensamiento sobre esos temas que tenemos que abordar. Es un grupo estratégico que tenemos que ir ampliando. Este es el núcleo duro por afinidad y por temas, después va a venir el momento de ampliar el espacio porque evidentemente entre los tres vamos a mover demasiado la báscula.

¿Esa unidad hasta dónde creen que es posible? Siempre está la idea de conformar un bloque patagónico

Reyes: Nosotros tenemos una afinidad de base, no solamente partidaria sino en cómo concebimos la forma de hacer política. También la referencia que somos en cada uno de nuestras provincias. Esto no es un tema menor: tanto cuando había que recriminarnos algo, como en este momento que representamos la oposición, somos los referentes principales en cada una de nuestras provincias. Tenemos mucha responsabilidad no solamente partidaria sino además como oposición.

El oficialismo ha tenido el poder político, y desde el poder siempre es mucho más fácil organizar este tipo de agendas que tenga incidencia política nacional, y no se ha logrado más que tímidamente. Creo que desde el poder legislativo nosotros podemos ir generando agenda común, y con quienes compartan esa agenda común en la medida que así lo entendamos, lo vamos a poder seguir ampliando. El hecho de que existan referentes patagónicos del PRO que se sientan identificados con la agenda y entiendan que es la forma de plantearlo como lo planteamos nosotros, nos va a encontrar el trabajo y va a ser muy productivo para la región. Y ojalá en algún tema podamos compartir proyectos con quienes no son de Juntos por el Cambio.

Menna: Las coincidencias con nuestros socios y aliados de Juntos por el Cambio son así. Sin ir más lejos, en el proyecto de ley para plantear claramente la movilidad en las retenciones a los hidrocarburos, ya que las actuales perjudican los ingresos por regalías de las provincias productoras, lo firmamos todos juntos con los colegas del PRO. Hay todo un camino ahí para transitar y coincidencias en todos los temas.

Respecto al Frente de Todos y la posibilidad de sumarlo, yo lo que veo es que el justicialismo normalmente es convalidar todas las posturas del centralismo. Solamente son guapos para plantear los temas de la Patagonia cuando gobierna un no peronista. Sin ir más lejos, cuando el Presidente Macri sacó el decreto para quitarle el IVA a la canasta básica, todos los gobernadores de la oposición estaban planteando una acción en la Corte Suprema. En el caso de Mariano Arcioni se la pasó durante su gestión culpando al Gobierno nacional, que lo asistió permanentemente. Ahora le subieron las retenciones al petróleo y no dijo ni mu.  

Los legisladores del oficialismo no se atreven a plantear cuestiones al Gobierno nacional como sí hicimos nosotros durante la gestión pasada. Y así en tantísimos temas. No reclaman por la coparticipación. Este año, con la pandemia de por medio, los aportes por Fondo Fiduciario y ATN con toda la suerte de 2.000 millones de pesos, mientras que el año anterior fueron de $5.000 millones. Y no veo que se reclame. No tengo mucha expectativa de que pueda conformarse ese famoso bloque patagónico.  

Matzen: Yo alguna expectativa tenía con la gente de Juntos Somos Río Negro porque nuestros propios aliados fueron los que determinaron que nosotros no llevaramos un tramo de Senador y en teoría el exgobernador estaba jugando en equipo con nosotros a nivel nacional. Nosotros fuimos engañados por Juntos a nivel nacional, porque se dijo aliado y hoy es aliado pero del Gobierno nacional, en una provincia que quedó patas para arriba.

Ojalá que podamos hacer una agenda común con el resto de los diputados. Me parece que hay temas en lo que si nos uniéramos lograríamos un beneficio para la Patagonia. Por ahora, la meta es poder juntar a nivel partidario, de concejales e Intendentes, en un trabajo lineal entre las provincias para tener una misma sintonía al momento de reclamar. Nos una la idea de trabajar con vocación.

¿Cómo ven el manejo de la pandemia en cada una de sus provincias?

Reyes: Santa Cruz no cuenta con una cantidad de casos importantes, por lo cual no es posible evaluar el sistema de Salud, que nosotros consideramos muy vulnerable por una desinversión de años. No estamos en condiciones todavía de saber si la reacción y el acondicionamiento de Salud a estar a la altura. No hemos logrado ningún tipo de contacto con el ministro de Salud provincial ni que nos brinden informes. Tienen un cerrado hermetismo y no permiten que nadie informe más allá de lo que surge del Gobierno de la provincia.

En cuanto al manejo de los recursos, se han dado contrataciones directas por sumas millonarias en Desarrollo Social, Salud y Seguridad. Hemos pedido informes al Tribunal de Cuentas, que ya tiene una composición muy asimétrica, cerró sus puertas y eliminó la intervención previa, por lo que no se puede mirar el detalle previo a que se realice el pago. La vocal que nos representa encontró precios por encima de los precios máximos. El oficialismo cerró el Poder Legislativo, que está sesionando por Zoom, un sistema que no está previsto para garantizar cuestiones de seguridad.

Menna: A Chubut la agarra en el peor momento. Una provincia que como la definió José Grazzini, el ministro de Gobierno, está quebrada. En donde hay falta de planificación para salir de esa situación. Hoy a mediados de mayo se deben casi todos los sueldos del mes de marzo y todos los sueldos del mes de abril, con lo cual está claro que a todos los problemas que genera una pandemia de este estilo se le agrega un Estado que no tiene capacidad para dar ningún servicio. De alguna manera la cuarentena solapa esta situación. No hay clases por la medida de aislamiento, pero antes tampoco había. La Justicia está parada, no hay obra pública y deudas enormes. No es la mejor situación. Una crisis como esta hay que enfrentarla con un Estado muy fuerte.

El Presupuesto para el año 2020 se aprobó a fines de diciembre con un cómputo hecho por el Ministro de Economía de déficit para todo el año de 12.000 millones de pesos. Al poco tiempo el mismo ministro sacó un pretendido plan para empezar a superar la crisis, que finalmente quedó en la nada por falta de consenso dentro del propio oficialismo, y ahí se admitía un déficit fiscal de casi 40.000 millones de pesos. El mismo responsable de hacer los números dijo dos cosas distintas con diferencia de dos días, lo que da una pauta de la falta de planificación.

En lo referido a la pandemia hay que decir que ha habido efectividad en la prevensión de la circulación del virus, hay que reconocerlo. Hubo también una situación muy grave a partir del manejo que tuvo el Ministerio de Seguridad, gobernando por resoluciones, algo que la Constitución no permite. Los diputados de Juntos por el Cambio están trabajando con una acción de Acceso a la Información Pública porque el Poder Ejecutivo no contestó cuál era la nómina de detenidos.

Es una situación que requiere de herramientas concretas que hemos propuesto con Roxana, Lorena y otros diputados del bloque, como una Ley de Emergencia para el Turismo, la posibilidad de ampliar las moratorias por deudas devengadas más allá del 30 de noviembre y la posibilidad de los monotributistas de reinscribirse sin necesidad de esperar tres años.

Matzen: Río Negro no escapa a la realidad de la región. Actualmente más del 90% del presupuesto provincial está afectado a gasto corriente, con una deuda en dólares del Plan Castello. Un proyecto ambicioso en cantidad de dinero para poner en infraestructura, donde hay obras que sí rescato pero muchas que no estuvieron ordenadas con un criterio que permita hablar de desarrollo para la provincia.

Tuvimos una gran oportunidad hace algunos años con la renegociación de los contratos petoleros. Entró una importante cantidad de recursos para poder destinarlo en mejorar los servicios públicos. Se diluyeron en gasto público, en déficit. En épocas electorales con un desborde de recursos puestos a disposición de quien gobierna como si los recursos fueran de un partido político y no de la gente.

La mala administración de Río Negro le dejó una bomba a la Gobernadora. Ella debería hablar de herencia recibida porque realmente es muy impactante el estado de situación financiera. Tenemos una deuda de más de 22.000 millones y una provincia que tiene afectados sus recursos a gasto y la dependencia de las provincias del Gobierno nacional que puede emitir.

Toda la crítica hasta acá que hicieron del Gobierno anterior se van a lamentar porque ahora sí van a tener que arrodillarse ante Nación, ante un Estado que centraliza los recurso y los dispone, no de acuerdo a parámetros que tengan que ver con la situación de cada región sino de forma discrecional.

PING PONG

¿Cómo manejan el uso del Zoom y las reuniones on line?

Reyes: Con esto de la virtualidad parece que no terminamos de desenchufarnos nunca. Empezamos muy temprano con todo este tipo de reuniones y se está hiperconectado. Lamento no pode llegar a distintos lugares que son los más vulnerables y más afectados, y que en este momento no estamos llegando. A quienes tienen cargos ejecutivos les resulta más habitual y fácil.

Menna: La verdad es que es paradójico. Estos mecanimos generan una sucesión de reuniones. En mi caso también tengo las clases, sigo con la Cátedra de Derecho Constitucional por está vía. Una vía donde no hay sábados y domingos y tenés todo el día cubierto y deja poco espacio para procesar y darle forma. Tiene una cuestión ambivalente, es agotador pero está bueno porque podés llegar a todo el país en muy poco tiempo, algo que presencialmente hubiese sido imposible. En lo que respecta al parlamento, nada como la presencialidad y la fluidez del ida y vuelta de un debate donde pueda haber refutación y algo de picante.

Matzen: En febrero sacaba la cuenta de los kilómetros que hice desde que empecé la campaña en 2017 y tenía 170.000 kilómetros recorridos. Los tres somos andariegos, y es como que estamos amarrados. Yo me siento como encapsulada. Para reemplazar el trabajo que yo hacía del cara a cara, es imposible. Es una herramienta que hemos descubierto para escuchar a la gente, pero que todavía falta un montón para desarrollar. No reemplazás lo presencial.

¿Lo mejor del kirchnerismo? Algo que puedan destacar

Reyes: Yo digo que nosotros tenemos la maqueta de lo que va pasando a nivel nacional. Con 30 años de kirchnerismo la película la tenemos vista. Lo que hacen bien, es generar necesidades, en todas las áreas. De Trabajo, de Salud, de Educación, y después utiliza esas mismas necesidades como potencialidades para perpetuarse en el poder. Eso lo hace muy bien, que la víctima y el vicitimario están juntos y la gente no llega a verlo.

Menna: Lo que hay que rescatar, del peronismo en general, es la firmeza que tienen para defender sus posiciones. Hay que sacarse el sombrero con los posicionamientos políticos. El rol que les toca cumplir lo hacen sin medias tintas y eso es para destacar.

Matzen: Me genera admiración como la dicotomía del discuros la pueden manejar tan bien. Hoy Cafiero dice que el dólar que tenemos es competitivo y su hubieran estado en la oposición hubieran dicho que es tremendo el precio del dólar.

Elijan una gestión 2015-2019: Alfredo Cornejo (Mendoza), Horacio Rodríguez Larreta (CABA) o Gerardo Morales (Jujuy)

Matzen: Hay que tener en cuenta la particularidad de cada provincia. Gerardo Morales tenía que venir a equilibrar el Estado  que estaba bastante desigual. Fueron gestiones distintas. Trajo infraestructura a una provincia que era obsoleta. Respecto del Turismo, un tema del que conozco, Salta usufructuaba a Jujuy y nadie decía nada. Hoy Jujuy está posicionado en el rubro turístico, con infraestructura y conectividad. En Mendoza la cuestión era el ordenamiento de las cuentas, era algo más institucional. Si me tuviera que poner a elegir como un modelo para mi provincia, sería Mendoza.

Reyes: Coincido con Lorena, tienen realidades y puntos de partida distintos. Es muy difícil evaluar los modelos pero comparto con Lorena que la gestión de Mendoza es una de las que más nos representa.

Menna: Los tres son grandes modelos. Esto demuestra la riqueza que tiene este espacio. Obviamente la ciudad cuenta con una infraestructura, económica e institucional de muchos años y es difícil hacer estas comparaciones con una provincia como la de Jujuy que venía de una situación devastada con un Estado paralelo, que la de Mendoza que es una de las únicas que no ha reformado su Constitución desde el año 1916. Eso ha generado una tradición institucional más allá de los cambios de Gobierno.

COMENTARIOS
  • Genéricos