La Plata, Bs As.
Domingo, 18 noviembre 2018
Revista Num. 806
La Iglesia declara la guerra al Gobierno. La renuncia a los aportes del Estado está en un punto de no retorno. Las consecuencias de una pelea en jaque al oficialismo y que recié...
Ver Revista
Revista GUERRA SANTA

Revista Num. 806
Ver Revista
TRANSPORTE
El desguace de los subsidios
Cómo impactará en el sur la eliminación de las compensaciones al transporte que hace Nación. Comenzó la pelea entre municipios y provincias para ver quién absorbe el costo
El desguace de los subsidios


El Ejecutivo nacional sigue ajustando el cinturón y complicando a las provincias en el marco del acuerdo firmado con el Fondo Monetario Internacional y la exigencia de lograr el déficit cero el año próximo. Son muy pocas las administraciones provinciales que tienen superávit, sin embargo, las consecuencias de estos recortes serán igual de duras para todas.

La disparada del dólar en las últimas se-manas y los requerimientos del organismo de crédito internacional adelantaron los planes del gobierno de Mauricio Macri, que pensaba llevar adelante estas reducciones de manera gradual en los dos años venideros. Sin margen, se anunció un paquetazo de recortes, que comenzará a regir el 1 de enero de 2019 y dentro del cual se encuentra la eliminación de los subsidios al transporte, que implicará un ahorro, aproximado, de 100 mil millones de pesos para las arcas el Estado nacional. Parte del monto debería ser absorbido por las provincias y los municipios para evitar un incremento desmedido en los precios de los boletos. Varios estados provinciales piensan ya en tarifas sociales para viajar en colectivo, como una forma de reducir el impacto en los bolsillos más necesitados.

Actualmente, las tarifas de los pasajes urbanos reciben un porcentaje de subsidio del Gobierno central; otro, de las provincias; y en algunos casos, también, del propio municipio. Los montos de los subsidios varían según los distritos y las empresas, dependiendo del volumen de viajeros que manejen.

De las administraciones patagónicas, la que más percibe en materia de subsidios al transporte es la de Neuquén, que concentra, principalmente en su capital y San Martín de los Andes, el mayor volumen de pasajeros. En este sentido, el gobernador, Omar Gutiérrez, adelantó que pedirá que parte de la quita sea compensada en el nuevo Presupuesto nacional con más asignaciones. La Provincia debería desembolsar cerca de 350 millones anuales para cubrir este costo.

El segundo estado patagónico con más subsidios al transporte es Chubut, que concentra en Comodoro Rivadavia el mayor nivel de usuarios. La pérdida rondará los 360 millones anuales, y ya comenzaron los tironeos entre los municipios y la Provincia para ver quién se hace cargo. Además, en Chubut rige el Transporte Educativo Gratuito (TEG), que había sido eliminado por la administración de Mariano Arcioni y que, tras un revés judicial, debió implementarse nuevamente.

Con números por debajo (alrededor de 160 millones anuales) se ubica Río Negro. Las localidades que concentran la mayor cantidad de pasajes son Bariloche y General Roca. Desde la gestión de Alberto Weretilneck analizan implementar una tarifa social diferenciada a través de la SUBE, pero adelantaron que de ninguna forma cubrirán todo el costo.

Por último, la provincia de Santa Cruz no aporta actualmente fondos para subsidiar los boletos de colectivos; sí lo hacen algunas comunas. Y si bien los números son relativamente menores, aún no hay definiciones sobre quién absorberá la quita. Las empresas urbanas en la Provincia son dos y operan en las localidades de Río Gallegos y Caleta Olivia.

La eliminación de los subsidios representará un nuevo golpe para las economías patagónicas, que vienen perdiendo mucho. Las nuevas retenciones impuestas las afectan directamente en sus recaudaciones, ya que el motor de la región es, justamente, la exportación de hidrocarburos, frutas y pescado. A esto se suma la eliminación del Fondo Federal Solidario (Fondo Sojero); la supresión del diferencial por zona de las asignaciones familiares; la quita de los reembolsos a los puertos patagónicos; los aumentos desmedidos en las tarifas de los servicios públicos y el endeudamiento que muchas administraciones han contraído en dólares. Un combo explosivo que complica el panorama a futuro.




COMENTARIOS
  • Genéricos