Argentina
Domingo, 14 agosto 2022
NEUQUEN
28 de junio de 2022

El Ejecutivo quiere reactivar y agregarle más funciones a la PIAP

De acuerdo al gobernador Omar Gutiérrez, además de agua pesada, en la planta se podría producir hidrógeno, amoníaco y fertilizantes 

El Ejecutivo quiere reactivar y agregarle más funciones a la PIAP - La Tecla Patagonia

En su búsqueda por asignarle un nuevo perfil de instalación industrial multipropósito a la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP), que se encuentra en Arroyito, el ministro Jefe de Gabinete, Sebastián González tendrá una reunión en Buenos Aires con presidenta de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), Adriana Serquis. 

Este martes en conferencia de prensa, acompañado por González y otros funcionarios, el gobernador Omar Gutiérrez habló de la idea de volver a usar las instalaciones para producir agua pesada y desarrollar otro tipo de sustancias como hidrógeno, amoníaco y fertilizantes. “Hemos encontrado eco en las autoridades de la CNEA para ponernos a trabajar en la posibilidad de tener una planta industrial multipropósito que produzca agua pesada y que genere el desarrollo de hidrógeno verde y azul, además del desarrollo de fertilizantes”, comentó el mandatario.

“Nos han dicho que sería necesario que la provincia exima de sus impuestos provinciales a la producción de agua pesada y estamos de acuerdo”, afirmó el gobernador, aunque remarcó la importancia de tener “un precio diferencial y subsidiado del gas, para articular” el desarrollo de la planta, que también requiere de inversiones para llevar adelante su adaptación.

En ese sentido, González señaló que el proceso de lograr más que agua pesada “implica instalaciones específicas que se tienen que sumar o reformar para que se puedan lograr los productos”, y adelantó que “Vamos a ir a buscar el financiamiento, el aporte tecnológico y financiero de los organismos que están preparados para ello, como algunos ministerios nacionales”.

Acerca del Proyecto de Instalación Industrial Multipropósito 

Cómo se detalla en el comunicado de la Gobernación: “La PIAP es propiedad de la CNEA y es operada por la Empresa Neuquina de Servicios de Ingeniería (ENSI), una sociedad conformada entre la CNEA y la Provincia que tiene la mayoría accionaria. Fue construida en la década del 90, con una inversión cercana a los 1.000 millones de dólares, para producir 200 toneladas de agua pesada al año, lo cual la convirtió en una de las plantas más grandes del mundo”.

El agua pesada sirve como insumo para amortiguar radiaciones y refrigerar centrales nucleares, pero se dejó de producir en 2017 por la falta de demanda. Sin embargo, desde la Provincia argumentan que “presenta una serie de ventajas tecnológicas que la convierten en una alternativa inmediata para pensar nuevas estrategias de agregado de valor industrial”

Según se destaca, la PIAP posee una unidad de síntesis de amoníaco de 4 mil toneladas diarias, que se puede destinar a la elaboración de fertilizantes o hidrógeno, ya sea verde –consiguiendo agua el lago Arroyito- o azul –a partir de gas natural-. Para obtener estos productos se tiene que instalar una planta de “reforming”, alimentada por gas natural.