SANTA CRUZ
19/10
Mestelán criticó con dureza a Alicia K por sostener los “aportes solidarios”
Se trata de un sistema que rige en la provincia para los y las jubiladas, en donde se realiza un descuento de haberes pese a que los mismos a penas superan la mínima. Para la exdiputada es “inadmisible e indignante”
Desde Cambia Santa Cruz, la referenta de Encuentro Ciudadano, Gabriela Mestelán, criticó la política que mantiene el gobierno de la provincia con las jubilaciones y recordó que el denominado “aporte solidario” sigue rigiendo en la provincia pese a las críticas y demandas que existen en su contra. 

Para la diputada nacional, se anuncian el pago de haberes jubilatorios el 24 de cada mes “mientras sostienen los descuentos del aporte solidario”. “Es el mismo gobierno que demanda en 320 mil pesos a los jubilados que reclamaban por sus derechos en 2017”, apuntó la exdiputada provincial, en relación al sistema que sigue restándole de sus haberes a un sector de jubilados. 

Por otro lado, Mestelán consideró que el gobierno de Alicia Kirchner “sobreactúa” algunas medidas después de la derrota en las PASO, al tiempo que expresó que “es inadmisible que la gobernadora descubra los problemas y responda algunas demandas sólo porque perdieron las elecciones”

Desde Encuentro Ciudadano criticaron que los candidatos y parte de los funcionarios de la provincia “salgan a ‘descubrir’ las necesidades en los barrios luego de haber perdido las elecciones en septiembre”.



En un escrito publicado en su cuenta oficial de Facebook, Mestelán señaló que “hace 10 días la gobernadora Alicia Kirchner recibió a la representante de los jubilados Viviana Carabajal y le dijo que comprendía el reclamo de los cientos de jubilados y jubiladas a quienes hace 10 años se les descuenta de sus haberes el injusto aporte solidario. Ahora la gobernadora convocó a los representantes de la Caja de Previsión para anunciarles que la provincia vuelve a abonar los haberes jubilatorios el 24 de cada mes”

“Esto es indignante. Inadmisible”, apuntó y argumentó: “Porque los jubilados no merecieron el destrato que debieron padecer durante los meses de invierno en que reclamaron afuera de Casa de Gobierno y de la Caja de Previsión en 2017, donde reclamaban por el retraso en el cobro de sus haberes, ya ni siquiera por la fecha de pago y el aporte solidario