ENCUESTA
15/05
Grieta profunda: qué espacio lleva la delantera de cara a las elecciones legislativas
El último trabajo de la consultora Taquión dio cuenta que, la segunda ola de coronavirus mostró efectos contundentes en la población: un vasto aumento de contagios y muertes.  El escenario político también fue evaluado. Cómo miden los principales referentes del oficialismo y la oposición
El último trabajo de la consultora Taquión dio cuenta que, la segunda ola de coronavirus mostró efectos contundentes en la población: un vasto aumento de contagios y muertes. 

Paralelamente, el Gobierno Nacional impuso nuevas restricciones para mitigar el impacto de la pandemia, pero las críticas no tardaron en llegar. La escena en este caso es dividida, algo que no sorprende, pero genera un mayor esclarecimiento del panorama político. Esto último se traduce en una toma de posición más directa frente a las figuras políticas. 

El debate planteado entre el Gobierno Nacional y CABA parece haber reafirmado la postura de Larreta como líder de la oposición. Paralelamente, su imagen positiva aumentó 4.4pts, los cuales se trasladaron principalmente de una reducción en su imagen no definida. Por lo tanto, hay mayor claridad en torno a la valoración de la figura política y su presunto rol de líder de la oposición. 

Por otra parte se midió la imagen de la vicepresidenta, Cristina Fernández, que tiene un 31,1% de imagen positiva frente a un 64% de negativa. En tanto, el gobernador bonaerense Axel Kicillof tiene un 29,7% de positiva y un 61,1 % de imagen negativa.

De esta manera se aclaró que esta definición del panorama se debe a los discursos confrontativos entre la oposición y el oficialismo en torno a una temática que ha sido foco de discusión el mes pasado: la presencialidad escolar. 

Otro aspecto que se ha modificado a raíz del aumento en las restricciones es la confianza en las fuerzas de seguridad. La gente cree que el principal responsable del aumento de contagios es la población en general, por lo que deposita su apoyo en unas fuerzas de seguridad capaces de controlar el esparcimiento y hacer cumplir las restricciones impuestas por el Gobierno Nacional. 

Asimismo, el avance y retroceso simultáneos de la pandemia y las restricciones llevan a las personas a adaptarse, pero también al confrontamiento. Las posturas contrapuestas se reafirman cada vez más, generando una grieta social que no debe ser ignorada, menos aún en un año electoral.

En este sentido, el 54% de los argentinos no está de acuerdo con el aumento de las restricciones en la segunda ola de la pandemia COVID -19. 5. En este escenario, subió 3,5 puntos la imagen positiva de Alberto Fernández.