RIO NEGRO
13/05
Tortoriello y una interna caliente: "Wisky no entiende la realidad del partido"
De cara a las elecciones legislativas se picanteó la precandidatura por un lugar en el asiento de Diputado Nacional y ya empiezan a intercambiar golpes. Aunque aún no están confirmadas, el actual presidente del PRO rionegrino aseguró que su contrincante se mostró contradictorio y que el votante lo va a tener en cuenta

Una guerra discursiva parece haber explotado desde hace tiempo en la interna a la precandidatura de Diputado Nacional por el PRO Río Negro.  En una esquina del ring se encuentra el ex intendente de Cipolletti-y actual presidente del partido-, Anibal Tortoriello. En la otra el joven abogado Nicolás Suarez Colman. 

Aunque resulta ser una disputa de la que Tortoriello quiere escapar y asegura que él solo rebota los guantazos que recibe de su contrincante y su equipo de campaña, se prendió al debate: “Han criticado mi figura y mis acciones. Pero esa no es mi forma de hacer política”, aseguró a La Tecla Patagonia y agregó: “No se puede basar una campaña en hablar mal de otro candidato”. 

Claro, es que semanas atrás, Sergio Wisky, quien apadrina la precandidatura de Nicolás Suárez Colman, criticó públicamente a Tortoriello. “No es un ambiente acorde para candidaturas e internas”, había expresado a este mismo medio en aquella oportunidad. 

Es en ese sentido que el ex intendente de Cipolletti respondió ante la consulta de este portal. “Los comentarios de Wisky son contradictorios a sus propios hechos, porque él está presentando a su candidato públicamente, recorriendo toda la provincia justo en un momento crítico por la cantidad de contagios”. 

Aunque todavía se analiza si las elecciones legislativas tendrán lugar, no hay nada escrito en los manuales de política sobre realizar campañas electorales en plena pandemia. Solo un manojo de vaivenes morales entre quienes se disputan un lugar. En este caso, el asiento de Diputado Nacional por el PRO en Río Negro. 

Como sea, Tortoriello desestimó estar haciendo campaña en medio de la crisis sanitaria. “Yo no estoy haciendo campaña, yo simplemente le avisé a mi partido sobre mi precandidatura”. En ese sentido, Tortoriello explicó: “Lo hice en febrero, cuando no estábamos con una cantidad alta de contagios y ya estaban habilitados los viajes y las reuniones”. 

Sin embargo, defendió la responsabilidad de comunicar con protocolos y habló sobre la posibilidad de que las elecciones se realicen en medio de la pandemia. “No tiene nada de malo que la vida siga, como sigue en todos los trabajos, siempre respetando a rajatabla los protocolos. No veo contradictorio que la democracia siga funcionando en medio de la pandemia. La gente tiene todo su derecho a renovar sus autoridades”. 

De cara a las elecciones legislativas 2021, que aún no han sido confirmadas, Tortoriello intenta correrse del bombardeo mediático que le proponen desde la vereda de enfrente. “Lamento que estos métodos políticos sean por integrantes de mi propio partido”, aseguró. “El político está para construir y justamente las internas del partido son momentos para demostrar que uno es idóneo para el cargo que se ofrece”. 

Para el ex intendente, el asesor de Suarez Colman “no entiende la realidad del país ni la del partido. Bregamos por tener las escuelas abiertas y la economía funcionando. La vida política sigue y Wisky lo ha demostrado haciendo campaña. ¿Qué dice ahora? ¿Qué no hay que hacer las elecciones?”, dejó picando. 

Por esa misma razón, Tortoriello dejó un claro mensaje para el afiliado y votante del PRO de cara a las legislativas. "La gente tiene que elegir libremente a quien vota y no dejarse condicionar por el clientelismo que busca comprar con promesas. Es necesario que estudien a cada candidato y voten al que crean que mejor los va a representar". 

En una interna caliente, las declaraciones de Wisky no parecen preocuparle a Tortoriello.  “Es una cuestión de sentido común que la gente se de cuenta cuál es el verdadero sentido que se esconde detrás de lo que dice. La gente es capaz de razonar”, explicó. De forma algo tibia, los precandidatos del PRO rionegrino ya empezaron a intercambiar ganchos, esperando que en las próximas elecciones uno de los dos mire hacia los estrados desde la lona.