RIO NEGRO
12/04
Polémica por fiesta electrónica con más de 600 personas en municipio radical
Si bien la celebración se realizó al aire libre, los asistentes superaron por mucho la capacidad máxima permitida y la situación se descontroló. Desde Provincia aseguraron que "la habilitación fue otorgada por el municipio, sin aprobación de Salud". El límite para este tipo de eventos, aún en espacios abiertos, es de 100 personas
En pleno rebrote de coronavirus en el país, todavía hay varios sectores de la sociedad que no terminan de comprender la gravedad de la situación y no respetan los protocolos y normas sanitarias dispuestas por las autoridades nacionales y provinciales.

En las últimas horas, se encendió la polémica en la provincia de Río Negro por la realización de una fiesta clandestina con más de 600 personas. Si bien se indicó que la municipalidad de Fernández Oro, que encabeza el intendente Mariano Lavin, había habilitado el encuentro, desde Provincia negaron cualquier participación en el visto bueno.

Según trascendió, el evento contó con la participación del reconocido DJ Nicolás Taboada y tenía un permiso municipal que no habría respetado los lineamientos fijados por el ministerio de Salud, entre los que se establece un límite de hasta 100 personas, para eventos al aire libre.

La situación fue advertida por el propio ministro de Gobierno de Río Negro, Rodrigo Buteler, quien confirmó a LM Cipolletti que "la habilitación fue otorgada por el Municipio, sin aprobación de Salud", al tiempo que reconoció que la provincia tomó conocimiento de lo sucedido por los videos que se viralizaron.

En la misma sintonía, el funcionario provincial recordó que el límite para las habilitaciones de reuniones o eventos es de 100 personas y que para casos donde se prevé que asistirá una mayor cantidad de personas  debe tramitarse una habilitación especial del ministerio de Salud, hecho que no sucedió para esta fiesta.

Para peor, según trascendió, la habilitación otorgada por el municipio contemplaba 300 asistentes, tres veces más de lo que permite la actual reglamentación sanitaria.

También despertaron polémica los exorbitantes precios de las entradas del evento, que agotó localidades. Las entradas Golden valían 30 mil pesos, las Plata $25 mil, el box para cinco integrantes $11 mil, los boxes generales, $18 mil; y la entrada general valía 1800 pesos.

Cabe señalar que en la provincia se han permitido eventos con mayor número de personas y de hecho el 18 de este mes está programada una jineteada, pero en todos los casos debe tramitarse una habilitación especial de Salud que aprueba un protocolo sanitario específico.