SANTA CRUZ
16/03
Pese a los reclamos, el Gobierno ratificó su rechazo a las clases presenciales
Tras los reclamos frente a la casa de la vicepresidenta en El Calafate, los ministros de Salud y Educación confirmaron la decisión de evitar la asistencia a las aulas. Hay nueve localidades sin presencialidad. Aseguran que la situación epidemiológica en la provincia lo impide
En las últimas horas, el Gobierno santacruceño confirmó que no habrá vuelta presencial de las clases. Lo hizo luego de que se desarrollara un reclamo frente a la casa de la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, en El Calafate, en reclamo por la vuelta a las aulas en toda la provincia. Desde el Ejecutivo aseguran que la situación epidemiológica en la provincia lo impide.

Los encargados de informarlo fueron los ministros de Salud, Claudio García, y la titular del Consejo Federal de Educación (CPE), Cecilia Velázquez.  “La modalidad del dictado se consensúa entre el Ministerio de Salud y el CPE, además de la participación del Gobierno Nacional. Los análisis epidemiológicos se hacen en un lapso de 30 días para tener una proyección del comportamiento del virus. En las localidades que tienen transmisión comunitaria se apunta a la educación a distancia, en las comunidades con brotes -personas que pueden ser identificadas y aisladas- se propuso la presencialidad”, explicó García.

En tal sentido, argumentó que hubo varias escuelas que iniciaron la presencialidad y en el análisis semanal se definió que dos localidades pasaran a la modalidad a distancia, dejando la presencialidad. Fue el caso de Tres Lagos y 28 de Noviembre, que se sumaron a Río Gallegos, Caleta Olivia, Las Heras, Pico Truncado, Puerto Deseado y El Calafate, que iniciaron el año lectivo de manera virtual. 

Respecto de la consulta sobre otras actividades que sí están permitidas, García aclaró que “la escuela es obligatoria, mientras que las otras actividades son optativas. Pasa principalmente por cómo cada uno afronta la decisión sobre sí mismo. Hay gente que no se quiere vacunar y eso es respetable".

Por su parte, Velázquez aseguró que "todos tenemos ganas de que esta pesadilla se termine, pero no somos los dueños del destino de la pandemia; somos en todo caso quienes circunstancialmente en lugares de responsabilidades tomamos las decisiones con fundamentos de la razón, y en este caso esto es fundamental”. 

Sobre la situación en El Calafate, explicó que “los casos aparecen desde distintos lugares, lo que implica que la transmisión está dando vueltas posiblemente con personas asintomáticas”, y agregó que “cuando uno tiene que pensar que tiene que generar acciones que pongan a 7.500 personas entre niños y docentes , a circular para poder moverse a los establecimientos, uno se representa lo que eso puede impactar”.

“La tarea de cuidarnos en pandemia, no puede ser solamente de la autoridad del Gobierno Provincial, tenemos que ayudar todos a hacer consciente de que estamos en riesgo de que alguien pueda morir”, concluyó la titular del área educativa santacruceña.