SANTA CRUZ
11/03
Con respaldo opositor, el bellonismo pidió por las clases presenciales en Calafate
La presentación la realizó el diputado por el pueblo, Juan Manuel Miñones, y recibió la venia de los integrantes de la bancada de Nueva Santa Cruz. Sus compañeros del Frente de Todos evitaron la confrontación y propusieron enviar el proyecto a comisiones
Lo que podía darse, finalmente ocurrió en la Legislatura santacruceña. Tiene que ver con una circunstancial alianza entre el bloque opositor de Nueva Santa Cruz, con apenas cuatro integrantes, y los legisladores que responden a Javier Belloni, que llegan a dos. En este caso, fue en el marco de la discusión en torno a la vuelta a las clases presenciales en la ciudad de El Calafate.

Quien tomó la palabra en ese sentido fue el diputado por el pueblo de Calafate, Juan Manuel Miñones (Frente de Todos), que pidió tratar un proyecto que permita el retorno a las aulas. Su coterráneo y vicepresidente de la Cámara, Jorge Arabela, fue en el mismo sentido y ante las críticas, aclaró: “me parece que nosotros tenemos todo el derecho del mundo a hacer esa solicitud, es una sugerencia”. 

La postura de Miñones y Arabel recibió el apoyo de los legisladores de la bancada opositora Daniel Roquel (UCR) y Evaristo Ruiz (MoVeRe). Sin embargo, el diputado Hugo Garay (Frente de Todos), pidió que el proyecto presentado por su compañero de bancada pase a comisiones para su evaluación, discusión y posible tratamiento. 

“Se entiende la palabra de Arabel pero tenemos un DNU y un Decreto Provincial y coincido con la postura del diputado Garay de que pase a comisiones”, aseguró el diputado por Río Gallegos, Eloy Echazú (Frente de Todos), y echó por tierra la posibilidad de una "rebelión" dentro del bloque oficialista contra las disposiciones del Ejecutivo.