SANTA CRUZ
08/02
El gremio docente adelantó su rechazo al inicio de clases presenciales
En plenario, el sindicato que nuclea a los maestros santacruceños advirtió que "no están dadas las condiciones para poder concretar ese regreso". Apuntan al panorama sanitario, la situación edilicia de los establecimientos y la falta de "precisiones" del Gobierno
Las posturas entre el gremio docente y el Gobierno de Santa Cruz están muy lejos de concordar respecto del inicio de clases presencial a partir de marzo. Desde el Ejecutivo apuntan a abordar el tema, sin dejar de considerar la situación epidemiológica, mientras que los sindicatos advierten que "no están dadas las condiciones". 

En las últimas horas, el jefe de Gabinete santacruceño, Leonardo Álvarez, aseguró que "el inicio del ciclo lectivo tiene que ver con la aplicación de protocolos que nos permitan hacerlo de manera segura, responsable y gradual. Y por supuesto también del progreso de la campaña de vacunación". En paralelo, desde el Gobierno promovieron una mesa de diálogo con los gremios docentes para definir las líneas de acción y consensuar la manera de volver a las aulas.  

En tal sentido, desde el gremio ADOSAC adelantaron que "no están dadas las condiciones" para el regreso. "Hoy la realidad marca que los riesgos de contagio son altísimos y con la posibilidad latente de un rebrote o segunda ola de casos, pensar en un retorno a las clases presenciales significaría exponer la salud y la vida de todos los actores que forman parte del sistema educativo", marcaron. 

Además, aseguraron que la situación edilicia de los establecimientos que "es igual o peor que la que se tenía antes del aislamiento", al tiempo que advirtieron que "se carece de precisiones sobre las cuestiones protocolares de limpieza y sanitización".