CORONAVIRUS
23/01
Malestar en la región: los hospitales modulares llegan con demora a la Patagonia
En Bariloche, San Martín de Los Andes y Las Grutas todavía esperan por la llegada del refuerzo sanitario prometido por Nación. Las localidades cumplieron con su parte, que consistía en la elaboración de las bases. Pero nunca llegaron las partes para encastrarlos. La parte más fuerte de la temporada ya pasó. Desde el gobierno nacional aseguraron que en los próximos días arribarán a las ciudades
La tan ansiada y esperada temporada de verano estuvo en jaque hasta último momento, pero la necesidad torció el brazo del gobierno nacional, que tenía serias dudas respecto de habilitar o no el turismo, debido a la pandemia del coronavirus. En efecto, parte del compromiso acordado fue la instalación de hospitales modulares en los puntos más fuertes del país, varios de ellos en la Patagonia.

Sin embargo, en Bariloche, San Martín de Los Andes y Las Grutas todavía esperan por la llegada del refuerzo sanitario prometido por Nación. Las localidades cumplieron con su parte, que consistía en la elaboración de las bases. Pero nunca llegaron las partes para encastrarlos. La parte más fuerte de la temporada ya pasó. Desde el gobierno nacional aseguraron que en los próximos días arribarán a las ciudades.

En este sentido, desde Nación anunciaron que los hospitales modulares orientados al turismo comenzarán a ser montados este lunes en dichas localidades. En la zona atlántica, servirá para las semanas que restan hasta Semana Santa, pero en la cordillera brindarán un servicio clave en la temporada baja y en el invierno.

Según apuntó el secretario de Obras Públicas de la Nación, Martín Gill, al Diario Río Negro, las partes de los edificios ya salieron de la fábrica, en la provincia de Buenos Aires y  llegarán entre hoy y mañana a cada ciudad.

Gill explicó además que se trata de estructuras que no se construyen sino que se encastran en el lugar. Por eso fue necesario que primero los Estados provinciales realizaran las obras donde se asentará el edificio.

Si bien es una buena noticia la llegada de los hospitales, la idea era que estuvieran en funcionamiento en los primeros días de enero, que es cuando la cordillera y la costa reciben buena parte de turistas. Lo mismo para la segunda quincena, que termina la semana que viene y el refuerzo sanitario no estará terminado para entonces. Según Gill, recién estarán en condiciones de funcionar para el 4 o 5 de febrero.

En cuanto a la equipación de los mismos, contarán con una ambulancia de alta complejidad, 
9 camas con respiradores móviles, una sala de shock room con 3 camas; un grupo electrógeno ubicado en el exterior por si se corta el suministro eléctrico y un espacio central que funcionará como laboratorio para procesar pruebas PCR para la detección del virus.

Un dato no menor es que los médicos, enfermeros, auxiliares y personal de limpieza correrán por cuenta de los gobiernos provinciales.