CHUBUT
30/10/2020
El Gobierno denunciará una estafa millonaria de médicos a SEROS
Los representantes del Ejecutivo en la obra social están llevando a cabo una serie de auditorías para determinar las irregularidades. Habría sobrefacturaciones millonarias. Denuncian aprietes y amenazas para no continuar con la investigación
"Se terminó la joda y el robo", dijo el director de la obra social chubutense Seros, Adrián Pizzi, en diálogo con Diario El Chubut. Sus declaraciones se dan en el marco de la auditoría de las cuentas del organismo que lleva adelante su gestión. Allí se habrían descubierto una serie de irregularidades, que incluye una sobrefacturación por parte de profesionales médicos cercana a los 20 millones de pesos.

"Habrá próximamente una denuncia penal contra profesionales médicos que han llevado adelante una estafa millonaria a la obra socia", adelantó Pizzi, y aseguró que se trata de "profesionales de la salud de Trelew, que han perpetrado desde el año 2018 una estafa millonaria a Seros. Llevamos revisados alrededor de un 20% de su facturación y con un débito de casi 5 millones de pesos". 

Según los números, estiman una sobrefacturación "de alrededor de unos 20 millones de pesos", aunque el funcionario aclaró que "tenemos resultados preliminares pero estos profesionales médicos están con una denuncia penal en la nuca", al tiempo que agregó: "hay gente que históricamente se las ha rebuscado para estafar a la obra social".

Pizzi aseguró que desde el directorio del ISSyS "se ha tomado la decisión que las cosas sean claras y se pague por las prestaciones que corresponde. Se terminó la joda, el robo, la estafa a la obra social". Asimismo, recordó que Seros tiene unos 134 mil afiliados y "todos los meses vuelca al sector privado de la salud unos 670 millones, y no podemos permitir que sucedan este tipo de cosas, mucho menos que amedrenten una política que en definitiva es para el bien de todos los afiliados".

Amenazas y amedrentamientos

El funcionario también se refirió a un "mensaje mafioso" por las amenazas a un empleado del ISSyS recibidas en las últimas horas, que las autoridades vinculan con la revisión de prestaciones. "No vamos a permitir que nos amedrenten", dijo Pizzi y sentenció: "da la casualidad que en el momento que ejecutamos un débito millonario, suceden este tipo de amenazas".