SANTA CRUZ
28/10
Crisis en el Hospital de Río Gallegos: renunciaron las autoridades de Enfermería
Tras denunciar la falta de respuesta por parte de los directivos del centro de salud, la titular del departamento de Enfermería, Yanina Fabre presentó su renuncia a través de una carta. "Los pacientes no reciben los cuidados adecuados", disparó. Su dimisión se suma a la de la jefa de Enfermería de la Unidad de Terapia Intensiva, presentada la semana pasada
La crisis sanitaria en Río Gallegos es alarmante. La pandemia del coronavirus no da respiro y el sistema de salud de la ciudad no alcanza para hacer frente a la enfermedad. Por si esto fuera poco, las tensiones internas del propio Hospital Regional agravan todavía más la situación. En las últimas horas se produjeron nuevas renuncias en el área de Enfermería.

Tras denunciar la falta de respuesta por parte de los directivos del centro de salud, la titular del departamento de Enfermería, Yanina Fabre presentó su renuncia a través de una carta. "Los pacientes no reciben los cuidados adecuados", disparó. Su dimisión se suma a la de la jefa de Enfermería de la Unidad de Terapia Intensiva, presentada la semana pasada.

“La burocracia y la demora en la toma de decisiones, se lleva pacientes”, aseguró la profesional de la salud en su duro descargo. En el escrito, Fabre apunta contra el director del HRRG, Mauricio Fernández; a la coordinadora de Hospitales del Ministerio de Salud y Ambiente de Santa Cruz, Laura Beveraggi y a la directora provincial de Enfermería de la misma Cartera, María Inés Basualdo. "Los pacientes fallecen en el tiempo que se pierde mientras se buscan enfermeros para cubrir y camas disponibles”, relató. 

Asimismo, la enfermera saliente subrayó que durante su labor “ha agotado todas las herramientas disponibles para buscar personal, afectar personal de otros servicios, cubrir con horas extras, elevar currículum al Ministerio para contrataciones, etc. Se ofrecieron todos los contactos y la logística necesaria para que los alumnos de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral que cursaron Enfermería profesional completen sus prácticas desde mediados del mes de agosto y a la fecha, no han tenido respuesta. También, desde el área se propuso la contratación de personal auxiliar de enfermería o buscar la posibilidad de crear la figura de ‘asistente de enfermería’ para los alumnos de FENOA y tampoco se avanzó en esa alternativa".

Cabe señalar que el Hospital de Río Gallegos tiene actualmente una ocupación del 100%  y no tiene jefe de servicio de Enfermería, por la renuncia de Norma Villa, el pasado 22 de octubre. Además, el Ejército Argentino desde la semana pasada “retiró el 50% de la cantidad de enfermeros que colaboraban. El cuadro de situación es dramático.

“Los pacientes no reciben los cuidados adecuados, se infectan con bacterias multiresistentes y complican su estado con enfermedades asociadas a la internación. La cantidad de enfermeros no alcanza para cubrir la necesidad por turno”, afirmó con crudeza Fabre. Añadió: “no alcanzan 8 o 9 enfermeros para 24 pacientes”.

En la misma sintonía, la enfermera explicó que “los enfermeros se contagian, cometen errores por sobrecarga de trabajo y de pacientes. La tasa de contagios en el personal es altísima”, remarca y añade que un número elevado de esos trabajadores queda con secuelas y no vuelve a trabajar en los tiempos epidemiológicos estipulados”.

Por último, Fabre sentenció: “este Departamento decide dar un paso al costado y renunciar a partir del día de la fecha, ya que no hemos encontrado el apoyo necesario para cubrir las necesidades y urgencias en los tiempos reales, la burocracia y la demora en la toma de decisiones se lleva pacientes. No queremos ser más parte de eso”.