NEUQUEN
28/10
Presupuesto 2021: el Gobierno destinará más de 100 mil millones de pesos en Vaca Muerta
En el marco del Presupuesto 2021 el Ejecutivo nacional sumó un bono de 29 mil millones de pesos para saldar una deuda con las productoras. Este monto se suma a los más de 78 mil millones de pesos que ya figuraban en el documento original de la cartera de Economía.
Días atrás se lanzó en el corazón energético del país, Vaca Muerta, un nuevo plan de inversión en lo que tiene que ver con la producción gasífera. El Plan Gas 4 fue recibido con gran expectativa en el sector, en especial en un momento de gran incertidumbre que se vive en medio de la pandemia del coronavirus. No obstante, todavía quedaban algunos detalles por pulir.

En este sentido y en el marco del Presupuesto 2021 el Ejecutivo nacional sumó un bono de 29 mil millones de pesos para saldar una deuda con las productoras. Este monto se suma a los más de 78 mil millones de pesos que ya figuraban en el documento original de la cartera de Economía. 

De esta manera, Nación asegura a las empresas que en el presupuesto del 2021 habrá para el sector al menos 108.200 millones de pesos. Esto se garantizó mediante una modificación de un artículo del proyecto que se trata en el Congreso para poder saldar una millonaria deuda con las petroleras.

Cabe señalar que el presupuesto que envió el ministro de Economía Martín Guzmán ya asignaba el pago de 78.702 millones de pesos en el 2021 a las productoras de gas. De este total, unos 20 mil millones serán destinados a la producción bajo el nuevo precio estímulo para un bloque de 70 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/d) con el que el Nación busca evitar el peor escenario, uno de importaciones crecientes y giro de más dólares al exterior.

En tanto, unos 58.056 millones de pesos, ya estaban incluidos para cumplir con asignaciones a las petroleras por los volúmenes cubiertos por el subsidio de la resolución 46/17 del ministerio de Energía durante el gobierno de Cambiemos. Ese beneficio finaliza a finales del año próximo.

El conflicto con las empresas productoras es que había una deuda millonaria que buscaban cobrar y que era parte de un decreto de necesidad y urgencia (DNU) que el Senado no había convalidado. Se trata del decreto 1053, mediante el cual el Estado asumía el pago de las diferencias por aumentos tarifarios que el gobierno de Mauricio Macri no había podido aplicar.

Según trascendió, en los últimos 15 días hubo intensas negociaciones entre el sector petrolero y el gobierno nacional para intentar llegar a un acuerdo. Incluso el propio Presidente Alberto Fernández visitó en ese tiempo la refinería de Raízen,también se hizo presente en Loma Campana (Vaca Muerta), para después mantener reuniones con Marcos Bulgheroni (CEO de PAE) y Paolo Rocca (CEO del Grupo Techint).

De esta manera, el gobierno nacional piensa normalizar el pago de esta deuda a través de una modificación de dos artículos en el proyecto de presupuesto: el 91, que deja sin efecto el DNU, y el artículo 92, en el que reconoce el pago de 29.514 millones de pesos, “a los fines de cancelar las obligaciones pendientes con las prestadoras del servicio de distribución de gas natural por redes y los proveedores de gas natural”.

Entre las empresas con montos por percibir hay dos con injerencia del Estado: Integración Energética Argentina (IEASA, la ex ENARSA) e YPF, con acreencias por 8900 y 6500 millones de pesos cada una.

El resto: la francesa Total Austral, con $ 2350 millones, era el mayor acreedor privado de esa deuda. El resto se distribuye de la siguiente forma: Pan American Energy (PAE), con $ 2100 millones; Pampa Energía, con $ 1200 millones; la alemana Wintershall Dea, con $ 960 millones; Tecpetrol, con $ 635 millones; Pluspetrol, con $ 475 millones; Compañía General de Combustibles (CGC), con $ 410 millones; y Vista Oil & Gas, con $ 35 millones.