SANTA CRUZ
26/10
Grasso acusó al radicalismo de intentar boicotear la cuarentena
El Intendente de Río Gallegos apuntó fuertemente contra un sector de la oposición. Los acusó de encabezar las marchas anticuarentena y de querer hacer un "aprovechamiento político". "La gente está asustada y le cree”, disparó
El intendente de Río Gallegos, Pablo Grasso, apuntó duramente contra un sector de la oposición, a quien acusó de fomentar el incumplimiento de la cuarentena y hacer un aprovechamiento político de la pandemia. También recordó su convocatoria a los principales referentes, y sentenció: “les pedí ideas y respondieron con marchas”.

"No colaboraron con una sola idea para frenar la pandemia", resumió Grasso en diálogo con el diario La Opinión Austral, y recalcó además que “la oposición está haciendo un aprovechamiento político. La gente está asustada y le cree”. También recordó que para implementar el “Acuerdo Social Solidario” convocó a la oposición y habló con Pablo Fadul, Eduardo Costa y Jorge Cruz. “La diputada Reyes no me atendió”, sentenció. 

Sobre Reyes, el intendente de Río Gallegos aseguró que actúa “de la misma manera que lo hace Patricia Bullrich (presidenta del PRO) en Buenos Aires, mueve la estructura de la UCR para romper la cuarentena”, y la acusó de "ponerse al frente" de las marchas y movilizaciones contra la cuarentena. 

En los últimos días, el Concejo Deliberante local votó las ordenanzas Nº 9.330 y 9.334, que contemplan la aplicación de multas que van desde los $10.000 a los $200.000 para aquellos que incumplan con la normativa vigente para la prevención del contagio. Las medidas provocaron el rechazo de un sector de la población y la realización de marchas de repudio.