SANTA CRUZ
30/09
Diferencias en el Frente de Todos por la autorización del tratamiento con ibuprofeno inhalado
Desde la bancada insistieron en la necesidad de contar con la autorización de la ANMAT para avalar su utilización a pacientes con COVID19 en la Provincia. Juntos por el Cambio presentó un proyecto para que se aplique. Dentro del Frente de Todos hay disidencias sobre el tema y posturas encontradas
La discusión en torno a la autorización del tratamiento con ibuprofeno inhalado a pacientes con COVID19 en la provincia de Santa Cruz sigue abierta. Esta vez, desde el bloque del Frente de Todos ratificaron su negativa a avalar dicha utilización hasta tanto no se cuente con la aprobación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT). Hay disidencias en el oficialismo. 

Desde la principal bancada emitieron un comunicado asegurando que "existe un diálogo abierto con la firma productora del fármaco, y que reviste de un especial interés por parte de las autoridades nacionales, ya que de ser aprobados los ensayos clínicos y comprobada su eficacia, este tratamiento podría ser un paliativo importante para enfrentar esta pandemia que hoy tiene a la Provincia, al país y al mundo en vilo”.

En tal sentido, aseguran que “con el objetivo de no abundar en controversias políticas, ni suspicacias respecto de planteos realizados por estas horas en medios de comunicación y redes sociales relacionados a la falta de ‘sensibilidad’ por parte de las autoridades provinciales”, legisladoras y legisladores del Frente de Todos de la Cámara del Pueblo recordaron que “la propia empresa informó días atrás que recién el 17 de julio del corriente año se remitió a la ANMAT la información relativa al protocolo de ensayo clínico del fármaco”.

"Desde nuestra bancada, y como santacruceños, esperamos con esperanzas los resultados de la presentación de estos requerimientos, que la Administración Nacional pueda evaluar de manera acabada su efectividad y avanzar de esta manera en su autorización, buscando que sirva de paliativo ante esta enfermedad, que tanto padecimiento conlleva a nuestros vecinos y vecinas”, manifestaron. 

Por su parte, la diputada provincial opositora, Nadia Ricci (UCR), presentó esta semana un proyecto ante la Cámara para avanzar en la aplicación del tratamiento en territorio santacruceño.  "El ibuprofeno, si bien no está autorizado aún, ya dio evidencia en todas las provincias en las que se está utilizando con muy buenos resultados”, dijo Ricci y acusó al Frente de Todos de "darle la espalda a la comunidad". 

A la discusión se sumó el intendente de Río Gallegos, Pablo Grasso (Frente de Todos), pidió avanzar en su autorización. "Lo que pretendemos es que cuando se apruebe el uso del ibuprofeno, no tengamos que esperar, solamente estamos trabajando para que cuando sea posible usarlo, este disponible en nuestra ciudad. Esto lleva tiempo, tramites, protocolos y algunas cuestiones a cumplimentar, mientras avanza el proceso de autorización de ANMMAT", explicó. 

Misma línea siguió el diputado Eloy Echazú (Frente de Todos), en diálogo con La Tecla Patagonia que respaldó las palabras del Intendente y se diferenció de sus compañeros de bancada en torno a los plazos establecidos y la posibilidad de adelantar pasos a la espera de la autorización oficial del tratamiento.  

Otro que marcó diferencias dentro del bloque oficialista fue José Luis Garrido. El diputado adelantó que "vamos a tratar el tema (cómo está previsto) en la próxima reunión de comisión y votar para que tenga un despacho favorable. Por lo cual adelantamos nuestro voto afirmativo sobre el ibuprofeno inhalado". 

Además, Garrido criticó "la respuesta negativa del ministro con respecto a este tema", ante el pedido de información de los legisladores, y adelantó que "solicitamos al poder ejecutivo provincial, pueda evaluar nuevamente su decisión".