ENTREVISTA
30/08
Agustín Rossi: "Existe una oposición que alienta el desgaste del gobierno"
El Ministro de Defensa de la Nación conversó con LaTecla y no dudó en cuestionar la actitud de la dirigencia “que está pensando en las elecciones del año que viene”. El rol de Cristina, la reforma judicial y la salida “optimista” a la crisis.
Vía La Tecla 

Por primera vez desde el inicio del aislamiento por el virus de Covid-19, el ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi, se trasladó hasta su casa en Rosario. Fueron cuatro meses desde la última visita. Desde su hogar, atendió a LaTecla.info y lanzó su mirada sobre la realidad de la convivencia política en plena pandemia de coronavirus.

El rol de la oposición fragmentado entre moderados y virulentos; la unidad del peronismo en la coalición del Gobierno; el trabajo del Congreso; y la salida a la crisis.

-¿Cómo estás viendo el manejo de la pandemia desde la política?

-Hemos encontrado un alto nivel de coincidencia con la oposición, en el marco de aquella oposición que tenía responsabilidad de gestión. Yo he trabajado muy bien desde el ministerio de Defensa con gobernadores oficialistas y opositores, lo mismo con intendentes o el jefe de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La decisión que tomó el Presidente, ha sido absolutamente correcta, la cuarentena anticipada nos permitió mejorar la prestación del sistema hospitalario, hemos mejorado nuestra capacidad de respuesta y eso se vé. En el momento de mayor agresividad de la pandemia, nuestro sistema hospitalario está dando respuestas acordes y adecuadas, y fortaleciendo en aquellos lugares donde más se necesita. Siempre existe una oposición, otro sector que está sin responsabilidad de gestión que tiene una mirada mucho más crítica que alienta el desgaste del gobierno y que está pensando en las elecciones que en resolverle los problemas a los argentinos. La sociedad hoy está premiando y reconociendo a todos los dirigentes políticos, independientemente del partido político, que esté enfocado en la responsabilidad de gestión y resolver los problemas.

-¿Cómo tomas la marcha del 17 de agosto y la postura de la oposición con responsabilidad institucional?

-Está claro que la marcha del 17 de agosto estaba encabezada por aquellos sectores opositores que son los más críticos, los que atacan al presidente de la Nación, los que están para poner palos en la rueda y no para ayudar. Tienen como objetivo generar un desgaste en el Gobierno. Salvo algunas excepciones la mayoría de los dirigentes opositores tomó distancia de la marcha, algunos con silencio otros con declaraciones del estilo ´yo no voy a ir pero entiendo a los que van´, es parte del escenario y parte de cómo se mueve la oposición. Uno podría decir que en la oposición hay momentos en los que aquellos que tienen un pensamiento más moderado son los que imponen las posturas políticas y hay veces que aquellos que tienen un pensamiento o una actitud política más contestatarias son los que imponen las políticas. El 17 de agosto fue un claro caso de este sector más virulento políticamente.

-¿Internamente el Frente de Todos está alineado?

-El Frente de Todos (FdT) es una coalición y las coaliciones se hacen entre los que piensan parecido, no los que piensan iguales. O sea que, es admisible que existan matices, miradas distintas. Lo que no puede suceder es que esos matices o esas miradas distintas generen algún tipo de consecuencias en el resultado de la gestión. Independientemente de eso, la gestión del FdT se expresa en estar unidos en la acción de bajo de quien conduce, el presidente de la Nación. Entiendo que el funcionamiento de la coalición es de la siguiente manera, uno puede expresar lo que opina pero después hay alguien que define, que es el que conduce, el Presidente. En eso se necesita unidad en la acción, los argentinos han depositado una cantidad de expectativas en nosotros y a los peronistas se nos juzga por la gestión, no se nos juzga por otra cosas. Necesitamos estar todos unidos debajo del Presidente.



- Hasta hace unos meses fuiste jefe de bancada en Diputados, ¿Qué te parece el funcionamiento del Congreso?

-El Congreso, como toda actividad política se ha visto afectado por la singularidad que te impone la pandemia, a pesar de eso tiene un buen nivel de funcionamiento. El año pasado, en plena campaña electoral y sin pandemia, tuvimos menores sesiones que las que se han llevado adelante este año. 

-Este viernes se presentó el impuesto a las grandes fortunas

-Me parece una muy buena iniciativa, ese aporte extraordinario una vez a las grandes fortunas que afecta solo una vez a los 12 mil argentinos. En un escenario de muchísima dificultad como es la economía hoy, es un mecanismo que lo han utilizado otros países, me parece razonable. 

-Se viene el debate por la reforma judicial en Diputados… 

-Seguramente será un debate intenso, estamos ante una oposición que tiene fortaleza parlamentaria mucho más en Diputados que en el Senado y ahí seguramente nuestro jefe de bloque (Máximo Kirchner) y el presidente de la Cámara (Sergio Massa) buscarán los escenarios para encontrar niveles de acuerdo y consensos que se permita aprobar una reforma beneficiosa para todos los argentinos. Si hay una institución que está desconsiderada en la opinión positiva de los argentinos, es la Justicia. La reforma es para mejorarla.

-¿Qué pensas de la defensa de la oposición en base a una supuesta búsqueda de impunidad de Cristina?

Ninguno de los artículos de la reforma tiene que ver con que uno pueda concluir en eso. No hay traslado de las causas, las causas van a seguir bajo los mismos jueces. La oposición se ha abroquelado diciendo no por el no. Lo sustancial de la reforma es que para el fuero más criticado, por toda la dirigencia y la sociedad, que es Comodoro Py, se utiliza un mecanismo razonable para transparentar. En lugar de tener 12 jueces que acumulan un poder inmenso, tener 44 jueces es absolutamente razonable. Después lo que se hace es una demanda histórica y lo digo como hombre del interior y con lo que nos costó en otras épocas que tengamos un juzgado federal en Rafaela, que tengamos un juzgado federal en Reconquista. Hay un fortalecimiento de la justicia federal en el interior. Son todas medidas destinadas a mejorar el funcionamiento de la Justicia y que no están destinadas a favorecer a nadie en particular, se mejora la prestación del servicio de Justicia en la Argentina. Lamento que la oposición haya tomado el camino de tomar el no por el no, cuando yo escucho que dicen ´no es el momento´, es el clásico argumento que se utiliza cuando no tiene argumentos para debatir la cuestión de fondo. Entonces dicen que no es el momento y finalmente nunca es el momento, cuando eso pasa las cosas se dejan como están y las cosas como están, están mal.


La pandemia y la Defensa: “es el despliegue militar más grande desde la Guerra de Malvinas”

-Llegaste a un ministerio que conoces, ¿qué cambio notaste en cómo lo recibiste?
Me parece que durante los cuatro años de gestión de Macri, en el marco del ministerio de Defensa hubo dos ministros, la política no cambió. Lo que uno puede encontrar en esos cuatro es año es que la política fiscal se impuso por sobre la política de Defensa. Las decisiones que se tomaron, muchas veces estaban destinadas a complacer al ministro de Economía de turno en el marco de una política económica general que hacía del ajuste fiscal una de sus cuestiones básicas. Eso fue lo que le llevó a cerrar unidades, a descontinuar programas de producción. Tengo clarísimo que si hubiera habido una continuidad del gobierno macrista hubiéramos visto unas fuerzas armadas mucho más achicadas aún.

-En esa situación, llegar con el achique y a los dos meses la pandemia, ¿cómo se gestiona la Defensa?

-Sí, a los dos meses y medio nos tocó la pandemia, tuvimos que preparar con todo lo que teníamos la respuesta de las Fuerzas Armadas (FFAA). El Presidente me llamó un domingo a la mañana apenas empezó todo esto y me dijo que había que disponer todos los recursos, todas las capacidades que tengan las fuerzas para dar una respuesta. Hicimos un montón de actividades, en estos cuatro meses llevamos 12 mil actividades. Para nosotros una actividad es una acción que se realiza durante un día que implica movilización de recursos y movilización de medios, de personal militar. Significa que un día se hacen entre 90 y 95 actividades en todo el país, divididos en catorce regiones de emergencia, con sus comandantes que reciben las demandas de los intendentes, de los gobernadores, y así en todas las actividades. Hicimos todo lo que pudimos dentro de las capacidades que tenemos, si tuviésemos más capacidades, más equipamiento, mejor presencia territorial, podemos hacer cosas cuando tenés una guarnición militar en el lugar, sino se te hace más difícil. Podríamos haber hecho una mejor prestación. Independientemente de eso, es el despliegue militar más grande que hemos tenido desde la Guerra de Malvinas, es el más importante por extensión en el tiempo, hace cuatro meses y no sabemos cuánto más vamos a estar, y por cobertura geográfica, estamos en todas las Provincias.




-Se viene hablando de la saturación del sistema sanitario en cuanto al estrés del personal, ¿en las FFAA esto ocurre?

--Nosotros nos preparamos con la idea de que iba a llevar mucho tiempo, la pandemia no era una cosa de un día para el otro. Nos preparamos para estar un tiempo importante. Aplicamos el mecanismo de rotación, en el terreno en general tenemos catorce días por catorce, lo que buscamos es tratar siempre de tener no la totalidad del personal desplegado, sino ir desplegandolo con reservas. Vos estás catorce días en el terreno y después estás catorce entre el cuartel y tu casa. Eso siempre te hace tener personal militar en buen estado, en buen estado de ánimo, en una situación física desde todo el punto de vista.

El rol de CFK

-¿Cómo ves a Cristina hoy?

-La veo muy bien, cumpliendo adecuadamente su rol de vicepresidenta, fortaleciendo la coalición y aportando toda su experiencia de haber sido ocho años Jefa de Estado. Sin dudas la coalición no hubiera existido si Cristina no hubiese tomado la decisión que tomó. A veces creo que es una decisión no suficientemente valorada por todos en su correcta por su dimensión, la que da el paso para conformar la coalición es Cristina, la que ve claramente la necesidad de avanzar en un gobierno de coalición es Cristina, y se viene manejando más que acertadamente. El Senado funciona, lo conduce con muchísima eficiencia como en cada una de las funciones que ha desarrollado en su larga carrera política y permanentemente fortalece la coalición en el marco de sus ideas.

Vamos a tener un buen último trimestre del año”

-De a poco se empieza a ver la nueva normalidad, ¿cómo se sale de la crisis?

-Soy de los muy optimistas con lo que significa la recuperación económica de la Argentina. Hemos dado un paso enorme en todo lo que ha sido la negociación con los acreedores que tenían bonos bajo legislación internacional. Ese es el punto de anclaje para fortalecer la recuperación económica de nuestro país. El ahorro que vamos a tener en casi el 50 por ciento del pago de intereses, casi 30 mil millones de dólares van a ser utilizado en la recuperación económica de la Argentina. Una Argentina que sus commodities principales no se han visto afectada, una baja del nivel de importaciones producto de la pandemia, con superávit de la balanza comercial y el fortalecimiento del frente externo, son condiciones más que importantes a la hora de pensar la reactivación económica. Hay actividades industriales que ya están con niveles superiores a las que tenían antes de la pandemia, el consumo de electricidad estuvo en lugares similares a febrero de este año. Vamos a tener un buen último trimestre del año y el año que viene va a ser pleno de recuperación en la medida que vayamos normalizando la circulación.

-¿Cuál es el escenario para recuperar Defensa después de la pandemia?

-Creemos que podemos tener un rol importantísimo en todo lo que significa la recuperación económica post pandemia. La industria de la defensa es fuertemente multiplicadora de la actividad económica, hace unos días firmamos un convenio con el Astillero Río Santiago (ARS) para que terminen dos lanchas de entrenamiento para los alumnos de la Escuela Naval, un proyecto que empezó en 2015 y se descontinuó en 2017, las vamos a terminar. El solo hecho de poner eso en funcionamiento significa trabajo para 500 trabajadores del ARS. Anunciamos que vamos a hacer un nuevo avión de entrenamiento básico, pero que va a tener impacto importante en la totalidad de la industria aeronáutica argentina. Podemos combinar el desarrollo de la industria de defensa que tiene fuerte impacto, es fuertemente generador de puestos de trabajo, fuertemente generadora de cadenas de valor. 





-¿Qué se necesita para eso?

-Para eso necesitamos que el proyecto que yo imagine, presenté en Diputados y tiene media sanción. Ahora lo está analizando los senadores, es el Fondo Nacional de Defensa (Fondef), que es un fondo específico para la defensa argentina y para el equipamiento de las FFAA. Ese Fondef tiene un escalonamiento en cuanto a su inversión, primero se tiene que reutilizar todo lo que tengamos existente, segundo lo se tiene que producir en la Argentina y cuando no se puede producir en la Argentina comprar afuera pero con transferencia de tecnología que nos permita producir en Argentina en algún momento.

-Los dichos de Duhalde: “es fuertemente injusto para las Fuerzas Armadas”



-¿Qué te generaron los dichos de Duhalde?

-Me generaron sorpresa porque el escenario que plantea es un escenario absolutamente inverosímil, imposible, improbable que suceda en la Argentina de hoy. Al principio pensé que alcanzaba con una desmentida, pero después me di cuenta que había tomado mayor volumen por varios aspectos. En primer lugar la Argentina tiene una situación especial en este sentido, la crueldad de la dictadura militar, los 30 mil compañeros detenidos desaparecidos, hace que ante cualquier circunstancias de esas características se produzca un escenario de muchísimo enojo y angustia. Empecé a hacer declaraciones desmintiendo y me llegaban mensajes en las redes agradeciendo por llevar tranquilidad. Por un lado afectamos a una cantidad de argentinos con toda la sensibilidad que significa la vigencia de la democracia, por el otro lado es fuertemente injusto para las Fuerzas Armadas, porque las FFAA por sí mismas, muchos de nosotros, hacemos un enorme esfuerzo para que estén en otro lugar. Ponerlas nuevamente en el imaginario de un golpe de Estado es bastante injusto para las FFAA. El tercer elemento, que ni siquiera Duhalde lo debe haber pensado, él es ex Presidente de la Nación, dicho esto, fue comandante en jefe de las FFAA, es preocupante. Por suerte se ha rectificado sus dichos.