NEUQUEN
19/08
Polémica por un proyecto que impulsa retiros voluntarios y jubilaciones anticipadas
La iniciativa fue presentada por el diputado provincial neuquino Carlos Coggiola, de Democracia Cristiana. Desde ATE cuestionaron el proyecto al advertir que aumentaría el déficit de la caja de Servicios Sociales. Busca optimizar recursos del Estado y toma como ejemplo el caso Chubut
En las últimas horas la polémica creció en la Legislatura neuquina, con la presentación de dos proyectos de un diputado opositor, que apuntan a reducir la planta permanente de empleados del Estado provincial. Rápidos de reflejos, los gremios estatales salieron a criticar la iniciativa y advertir sobre los perjuicios del avance de la ley. 

El autor fue el legislador neuquino Carlos Coggiola, que integra el bloque de Democracia Cristiana, que responde al exgobernador Jorge Sobisch. En sus presentaciones plantea dos alternativas de reducción: un régimen de retiros voluntarios y uno de jubilaciones anticipadas, ambos para trabajadores estatales.

Coggiola puso en el énfasis en la "optimización de los menguados recursos provinciales" y tomó como ejemplo el caso de Chubut que, según dijo, generó un "significativo ahorro en sus gastos corrientes". El proyecto de "pasividad adelantada" incluye a todos los empleados que, a diciembre del 2019, estén en la planta permanente del Estado y que reunirían las condiciones para jubilarse antes de diciembre del 2024.

Además, no podrán contratarse nuevos empleados hasta 2025. En el caso de las jubilaciones, calcula los haberes en un 55% de la remuneración del cargo para los agentes que reúnan los requisitos para acceder a la jubilación ordinaria entre el 1 de enero de 2023 y el 31 de diciembre de 2024. Para quienes estén en condiciones de hacerlo entre el 1 de enero de 2021 y el 31 de diciembre de 2022, sería del 70%.

Resistencia gremial 

Carlos Quintriqueo, titular de ATE, consideró "repudiable" y una "apuesta a la desaparición del sistema jubilatorio neuquino", y agregó: "el diputado Coggiola nada dice de abolir las jubilaciones de privilegio con la cual se beneficiará cuando termine su mandato. Esta costumbre de apuntar contra el empleo público bajo el paraguas de sistemas de privilegios es miserable".

Además, el dirigente sindical cercano al Frente de Todos, concluyó en que "El diputado de la Democracia Cristiana pretende que la crisis la paguemos los pobres y beneficiar los más ricos, claramente el electorado para quien trabaja"