CHUBUT
11/08
Obras con perspectiva de género: intendenta chubutense entre las destacadas por el Presidente
El presidente Alberto Fernández encabezó una videoconferencia para presentar distintas líneas de acción para el desarrollo de obras públicas realizadas por mujeres. Entre las pioneras en la Patagonia en implementarlas está Claudia Loyola, jefa comunal de Camarones quien relató su experiencia

El presidente Alberto Fernández encabezó a través de una videoconferencia, la presentación de distintas líneas de acción para el desarrollo de obras públicas con perspectiva de género en todo el país, que incluyen la ejecución de trabajos que promueven la paridad laboral, y el financiamiento de proyectos para el cuidado y el acceso a derechos de mujeres, niñas, niños y adolescentes.

“Queremos una sociedad con más respeto por la diversidad, más cuidado por la mujer y más igualdad para todos”, señaló el mandatario desde la residencia de Olivos, donde estuvo acompañado por los ministros de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; y de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; y la presidenta de AySA, Malena Galmarini.

El jefe de Estado aseguró: “Cuantas más posibilidades damos en la diversidad y cuanto más achicamos la diferencia entre hombre y mujeres estamos haciendo una sociedad mejor”, y afirmó: “En el siglo XXI no podemos soportar más vivir en una sociedad que discrimina por el origen, la raza o el género”.

El mandatario recordó que “ayer Micaela García hubiera cumplido 25 años, quien dio nombre a una Ley que nos obliga a reflexionar sobre la necesidad imperiosa de terminar con la violencia de género, y que nos obliga a repensar qué hicimos, qué hacemos y qué debemos hacer para que entendamos que no hay más espacio para ser tolerantes con los violentos, y que una mujer deba soportar la violencia de otro”. 

Y destacó: “La mujer debe estar incluida en el circuito productivo porque es central en el proceso que hoy vivimos. No consideramos como trabajo las tareas que realizan las mujeres día a día en sus casas: la crianza, el cuidado de las familias, que por imperio del patriarcado nunca fueron valoradas. Somos el resultado del amor y el cuidado de nuestras madres, nunca remunerado y necesariamente reconocido”. 

Durante el acto, el jefe de Estado se comunicó con intendentas e intendentes de Buenos Aires, Chubut, Tierra del Fuego, Córdoba, Catamarca, Chaco, San Juan, San Luis, Santa Fe, Tucumán, Santiago del Estero, Formosa, Corrientes, Entre Ríos, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Neuquén, Río Negro, y Salta. 


Además, en el marco del plan Argentina Hace se ejecutarán obras de construcción y equipamiento para los Centros Integrales para la Mujer de Río Grande (Tierra del Fuego), por 25 millones de pesos; Trelew (Chubut), por 17,6 millones; y San Martín de los Andes (Neuquén), por 1,3 millones.   

Esos trabajos tendrán como objetivo fomentar el cuidado y el acceso a derechos de mujeres, niñas, niños y adolescentes de todo el país, además de garantizar la participación de las áreas de género locales en la formulación de proyectos para revertir la alta e histórica preponderancia masculina en el sector de la construcción.

Durante la comunicación, la intendenta de Camarones (Chubut), Claudia Loyola, valoró “la decisión que el Presidente ha tomado para hacer valer el trabajo que llevamos adelante, y poner en valor la importancia que tiene la mujer”, y añadió que “las obras darán trabajo a un equipo de mujeres que hacen exactamente lo mismo, con la misma calidad, entusiasmo y esfuerzo que los hombres”.

Loyola contó que Camarones “es una localidad portuaria con 2 mil habitantes y tiene su raigambre en dos pilares: turismo y pesca; éste último en el presente, trabaja con la extracción de langostino. Damos trabajo a la actividad del hombre y quizás mañana podamos formar una cuadrilla de mujeres en la descarga, pero todo de acuerdo al tiempo”.

Retomando el programa dependiente de Argentina Hace, expresó: “Incluir a las mujeres en la obra pública fue difícil. Y desde la gestión nos preguntamos por qué no puede participar cuando notábamos que la inscripción en distintos planes era muy notoria”.

“Cuando se asignan obras –contó-, tomamos la decisión, en ese momento, de buscar capacitaciones para las mujeres. Lo hicimos desde la perspectiva que cada una de ellas buscaba el sostén porque la mayoría son madres solteras y no tuvieron la oportunidad de continuar sus estudios. Ahí nos dimos cuenta por qué no podían ser el eje, como lo son en la familia”.

“La colocación de adoquinado –recordó-, fue la primera obra. También fue muy criticada”. Sin embargo, “se embelleció la localidad con adoquines, un elemento muy noble. Veinte mujeres fueron capacitadas y perfeccionadas. Fue un orgullo para nosotros terminar la gestión, entregando certificados”.

Frente al presidente, Loyola mencionó que “tenemos una cooperativa de mujeres que recolectan algas marinas, que sirven para muchos elementos que comúnmente usamos. Y dos plantas pesqueras, cuyo personal, más del 60%, son mujeres. Contamos además con mujeres que se destacan en el ámbito rural”, razón que “nos permite pensar en que la igualdad de género es un acto demostrativo del progreso societario”.