ESCANDALO CHUBUT
13/07
Para el ministro Grazzini lo de Otarola “no es un caso de corrupción”
Al mismo tiempo que el titular de la cartera de Gobierno, José Grazzini, hacía estas declaraciones, se iniciaba un sumario interno para intentar deslindar responsabilidades por parte del Ejecutivo
El ministro de Gobierno de Chubut, José Grazzini, sostuvo que el caso de Otarola no es un caso de corrupción. En declaraciones a la radio comodorense, La Cien Punto Uno, sostuvo: “Acá no se habla de corrupción, se habla de defraudación al Estado”. 

La exministra de Familia, Cecilia Torres Otarola, está siendo investigada por la Justicia por el nombramiento irregular de al menos 24 asesores que no prestaban funciones específicas en el Ministerio. Además, se investiga si la exfuncionaria, percibiría un “retorno” de los sueldos de estas personas en la causa que se denominó “ñoquis calientes”. 

Los casos más llamativos, tal como publicó La Tecla Patagonia, son los de Silvana Cañumil, la niñera de los hijos de la ex funcionaria que estaba nombrada como subsecretaria y oficiaba además de “recaudadora”; y el de Miguel Angel Reto Trelles, el jardinero con antecedentes penales que no reside en la Provincia. 

Al mismo tiempo que Grazzini consideraba que no es un hecho de corrupción, nombrar gente en el Estado que no cumple funciones y quedarse a su vez con una parte de esos sueldos; el Ejecutivo iniciaba un sumario interno con el objetivo de deslindar posibles responsabilidades dentro del Gobierno. 

Por otra parte, el Ministro justificó la presencia de Otarola en la cartera al momento que llegó la Justicia a realizar los allanamientos.  “Tomamos conocimiento de que el día de los allanamientos, la exministra fue a retirar sus pertenencias”, sostuvo. 

Durante esta semana el fiscal a cargo, Omar Rodríguez, continuará entrecruzando datos de las cuentas bancarias tanto de los asesores investigados como de la exministra Otarola y de Silvana Cañumil. 

De igual forma se peritará el celular de Otarola que fue secuestrado durante el allanamiento en el ministerio de Familia, la semana pasada. Este peritaje será clave ya que del análisis del mismo podría surgir de decisión de detenerla, si se comprueba que podría entorpecer la investigación.