JUSTICIA
03/07
El juez Villena fue apartado de la causa por espionaje ilegal
La Cámara Federal de La Plata aceptó una recusación planteada por las defensas y el caso que involucra a funcionarios del macrismo pasará al juez Juan Pablo Auge que investiga la causa de espionaje a Cristina.
El juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena fue apartado de la causa en la que investiga el presunto espionaje ilegal durante el gobierno de Mauricio Macri a dirigentes políticos del oficialismo y la oposición, sindicalistas, periodistas y jueces.

Fuentes judiciales informaron a Infobae que la decisión la tomó el juez de la Cámara Federal de La Plata Roberto Lemos Arias ante la recusación planteada por las defensas de tres ex agentes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) detenidos, que ayer fueron indagados.

"El juez recusado no se halla en la posición de imparcialidad necesaria para seguir al frente de la investigación y para decidir sobre los hechos que son objeto de la pesqusa", señaló Lemos en su sentencia.

Asimismo, añadió: "Resulta imperioso señalar que en la presente causa se investigan hechos de notoria gravedad institucional, que ameritan que sean investigados profundamente con la intervención de un juez sobre quien no recaiga ninguna duda sobre su imparcialidad, y que se encuentre en una clara posición de objetividad para valorar la prueba recolectada y decidir la situación procesal de las personas imputadas".

La causa pasará al otro juez federal de Lomas de Zamora, Juan Pablo Auge, que investiga la causa  de espionaje ilegal sobre el Instituto Patria de la vicepresidenta Cristina Kirchner. 

Cabe recordar que Villena ordenó la detención de la ex secretaria de Documentación Presidencial durante el gobierno de Mauricio Macri, Susana Martinengo; al ex jefe de Contraingeligencia de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Diego Dalmau Pereyra, y a otros 20 acusados en la investigación por supuesto espionaje ilegal a funcionarios, políticos y empresarios.

El juez investigaba presuntas actividades de espionaje ilegal realizadas desde la Agencia Federal de Inteligencia durante el gobierno de Mauricio Macri a funcionarios; entre ellos la vicepresidenta Cristina Kirchner y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quienes se presentaron como querellantes en el caso.

También a ex funcionarios detenidos en la cárcel de Ezeiza por distintas causas penales, así como a empresarios, sindicalistas -entre ellos Pablo y Hugo Moyano- y periodistas.

Los ex agentes de la AFI detenidos integraron el llamado grupo "SuperMarioBross", que formaron en el sistema de mensajería WhatsApp para intercambiar información sobre sus "objetivos" de vigilancia.