SANTA CRUZ
26/06
Tenso ida y vuelta entre Grasso y la empresa de transporte urbano de la capital
La compañía publicó un comunicado donde acusa al Intendente de Río Gallegos de llevar a cabo un ahogo financiero. Grasso, por su parte, aseguró que "el servicio es una basura". Incertidumbre respecto del futuro del transporte urbano en la capital santacruceña
La disputa por el servicio de transporte urbano de Río Gallegos sumó un par de capítulos más. En las últimas horas la empresa Maxia S.R.L. publicó una solicitada acusando al intendente Pablo Grasso de llevar a cabo un "ahogo financiero" de la firma. El Jefe Comunal respondió y aseguró que el servicio brindado "es una basura".

En su escrito, la empresa recordó que Como "al asumir Grasso hizo pública su voluntad de no continuar la relación contractual con Maxia S.R.L. para la prestación del servicio de transporte colectivo urbano de pasajeros. A partir de entonces, un coro de funcionarios del gobierno municipal, de manera sostenida, han vertido en los medios de prensa numerosas declaraciones en contra de nuestra empresa".

Además, desde compañía de transporte aseguraron que "al mismo tiempo que se comenzaron a retrasar los pagos necesarios para el sostenimiento del servicio y se dejaba de dar respuesta al reconocimiento de incremento de costos, generando así el ahogo financiero de la empresa, que sumado a las sensibles disminuciones de los ingresos directos por ventas de pasajes como consecuencia del aislamiento social, preventivo y obligatorio tornaron inviable la continuidad del servicio".

Asimismo, en el escrito la empresa consignaron que "el Juez le ha ordenado al Municipio pagar el servicio que reclama, pero los incumplimientos persisten. De nuestra parte, pensando en la gente, hemos puesto todo el esfuerzo y voluntad en coadyuvar a la actual gestión y hacer realidad el deseo del Sr. Intendente del ingreso de un nuevo prestador", y agregaron: "desgraciadamente no puede sostenerse una Empresa de transporte de pasajeros obligando a Maxia S.R.L. a trabajar a pérdida y disminuyendo los estándares de seguridad y calidad; pero la intransigencia de las autoridades no dan lugar a opciones. Contra esa realidad de la economía y de la seguridad en el servicio no hay Sentencia de juez que pueda".

La respuesta de Grasso  

“Esto pareciera que se olvidaron de todo, que hace seis meses estaba gobernando otro partido político, siendo que cuando asumí del 1 al 9 de diciembre se desembolsaron más de 400 y pico de millones de pesos”, manifestó el intendente Pablo Grasso en Tiempo FM, quien expuso que Maxia fue “beneficiada para ponerse al día con los salarios”.

“Este servicio es una basura, que me diga un vecino como viaja en el transporte público”, manifestó Grasso, quien aclaró que “ellos nos deben plata a nosotros, le deben plata al Municipio”. “Las cosas se tienen que definir, no tenes que patear para adelante, si no lo arreglamos nosotros no se va a arreglar”, agregó.

Por último, Grasso pidió que “discutamos otro mecanismo si administraron mal sus recursos avalados por la gestión anterior”, apuntó el intendente, para preguntarse “cuándo nos tengan que devolver plata como van a hacer”. Y sentenció: “se hacen los distraídos y le dicen a la gente vayan y quejensé al Municipio, pero lo que ellos firmaron y no cumplieron”.