SANTA CRUZ
19/06/2020
Ricci reclama por fondos sin rendir en Vialidad y advierte sobre “desvíos millonarios”
La diputada de la UCR, Nadia Ricci, advirtió que existen fondos sin rendir desde el año 2012 en Vialidad Provincial. La suma que no estaría justificada, según la Legisladora, asciende a 50 millones de pesos. “El modelo está armado para brindar y garantizar impunidad”, sostuvo
La diputada de la UCR, Nadia Ricci, volvió a hacer referencia a casi 50 millones de pesos que no están rendidos por parte de Vialidad Provincial, desde el año 2012 a la fecha. En este sentido remarcó la inacción de los organismos de control y pidió cambios en el Tribunal de Cuentas. 

"Es increíble que después de tanto tiempo existan fondos sin rendir y cuentas pendientes, pero en Santa Cruz este tipo de cuestiones son moneda corriente porque el modelo está armado para brindar y garantizar la impunidad”, sostuvo Ricci al indicar que se conocieron documentos públicos que demuestran que existen más de 50 millones de pesos sin rendir de fondos de Vialidad Provincial del ejercicio 2012. La mayoría corresponderían a obras adjudicadas a Lázaro Baéz y que están en juicio en el ámbito nacional por presuntos sobreprecios. 

“Se trata de un caso que demuestra la falta de controles que hay en Santa Cruz, la falta de funcionamiento del Tribunal de Cuentas, y la complicidad de los funcionarios con empresarios amigos para hacer negocios con los fondos públicos”, agregó la Legisladora. 

Al mismo tiempo expresó: “En nuestra provincia no tenemos rutas en condiciones, no tenemos industrias y tenemos desde hace años una economía paralizada que no crece y no genera empleo. Todo eso es parte del modelo impuesto desde el kirchnerismo que concentra los recursos y todas las decisiones en manos del Gobierno, que impide el desarrollo económico y que solo busca controlar todo”. 

"Lo hemos dicho infinidad de veces, en Santa Cruz hay un modelo que está armado para saquear al Estado y financiar a empresas amigas del poder; no hay control, no hay justicia", culminó Ricci.