REGION
17/06
A un mes del decreto, ponen en duda la efectividad del "barril criollo"
La incertidumbre crece en el Golfo San Jorge, donde se extrae un tipo de crudo que no es tomado como referencia por la disposición del Gobierno nacional. Qué dice el decreto y cuál es el planteo de algunas refinadoras. El impacto de la medida en los ingresos provinciales y su verdadero alcance en el corto plazo
A poco menos de un mes de que el presidente de la Nación, por pedido expresó de la OFEPHI, decretara la instauración del llamado "barril criollo", como precio de referencia para la venta de crudo en el mercado local, y que fijó en 45 dólares la vara, parte de la dirigencia involucrada con el sector comienza a poner sus reparos al real efecto de dicha medida.   

Puntualmente, la incertidumbre surge en la zona del Golfo San Jorge, comprendida entre el norte de Santa Cruz y el sur de Chubut, desde donde mayoritariamente se extrae el petróleo conocido como "Escalante". La duda surge ya que el decreto 488/2020 firmado por Alberto Fernández el 18 de mayo, toma como referencia el tipo de crudo "Medanito", cuya zona de extracción es la provincia de Neuquén. 

Concretamente, la publicación de Boletín Oficial precisa que "las entregas de petróleo crudo que se efectúen en el mercado local deberán ser facturadas por las empresas productoras y pagadas por las empresas refinadoras y sujetos comercializadores, tomando como referencia para el crudo tipo Medanito el precio de USD 45/bbl, este precio será ajustado para cada tipo de crudo por calidad y por puerto de carga, utilizando la misma referencia, de conformidad con la práctica usual en el mercado local". 

El Medanito es el más liviano del país, del cual es más fácil extraerle como derivado cualquiera de las naftas que se usan habitualmente. En tanto, el Escalante, que es más pesado, suele exportarse en buena medida porque faltan instalaciones en las refinerías adaptadas o apropiadas. Sin embargo, tiene muchas oportunidades con sus derivados. 

La voz de las provincias 

Consultados por este medio, desde el Gobierno de Santa Cruz hicieron hincapié en la letra del decreto que se refiere a la "calidad" del crudo. "Son 3 o 4 dólares más, porque el Estacalante de zona norte es más pesado y el María Inés en cambio es más barato porque es más liviano", explicó un funcionario del área de hidrocarburos. 

Por su parte, el diputado nacional chubutense Gustavo Menna viene advirtiendo sobre las deficiencias de la norma sobre la que consideró que “solo sirvió al lobby de Neuquén y de una empresa, Vista, que opera en la cuenca neuquina”, en referencia a la empresa que comanda el ex CEO de YPF, Miguel Galuccio. 

En diálogo con La Tecla Patagonia, Menna se preguntó "¿quién es la autoridad que hace esa fijación?" y agregó: "no lo dice la norma. Lo deja abierto e indefinido". En tal sentido, consideró que "le estás imponiendo a una empresa que pague por algo más de lo que vale en el mercado. Para ello necesitás que haya una norma. Hoy el DNU solo lo establece ese precio para el Medanito. Para imponer esa obligación respecto de otro tipo de crudo necesitas la norma. Si no dependés de la buena voluntad de la empresa refinadora". 

Por su parte, en comunicación con la radio Cadena Tiempo,  Martín Cerdá, ministro de Hidrocarburos chubutense aclaró que "la mención del Crudo Medanito es solo una referencia de calidad, el barril criollo también incluye al Escalante que se extrae en Chubu", aunque advirtió que "todavía no mejora la demanda" por lo que "respecto al mes de enero ha caído un 50% el ingreso de regalías". "Creemos que hasta septiembre u octubre no va a mejorar el mercado", concluyó. 

Ante la pregunta de este medio, un alto funcionario santacruceño reforzó la idea de "calidad" sobre la que se sostienen las esperanzas en la región y, especialmente, en su provincia. "Todos van a liquidar a 45", confirmó, apelando a un acuerdo tácito entre las partes involucradas. Sin embargo, hay quienes ya alertan que las refinadoras no integradas no estarían dispuestas a aceptar pagar ese precio.