CHUBUT
03/06
Polémica por la violación de la cuarentena de funcionarios en Playa Unión
La denuncia la habría realizado una diputada vecina. En la casa donde se hospeda el virtual presidente del Banco del Chubut, Javier Alvaredo, se llevaba a cabo el lunes por la noche una reunión de rosca, con asado de por medio, de la cual habrían participado varios dirigentes
¿Hasta dónde y qué horarios los funcionarios están exentos de cumplir el aislamiento? El lunes por la noche, el virtual presidente del Banco del Chubut, Javier Alvaredo, ofició de anfitrión en su casa de un asado con varios otros funcionarios e incluso algunos diputados. 

Según pudo averiguar La Tecla Patagonia, la comilona fue organizada por el propio Alvaredo, para “suavizar” a los legisladores que deben tratar y aprobar su pliego para que su designación frente al Banco tenga validez. 

Cabe mencionar que el funcionario arribó a la provincia de Chubut hace pocas semanas proveniente de Buenos Aires y no cumplió con los quince días de aislamiento impuestos para todas las personas que ingresan a la Provincia. Según fuentes del Gobierno, estaba exento de hacerlo por ser funcionario público. Sin embargo, la polémica, surgió. 

Ahora bajo el mismo argumento, el ministro de Seguridad, Federico Massoni, reconoció que la policía tomó intervención tras una denuncia realizada el lunes por la noche en el domicilio de Alvaredo en Playa Unión, fuera del horario permitido de circulación.  

Al llegar al lugar, la policía registró la presencia del diputado provincial Roddy Ingram y el gerente  del Banco, González, quienes alegaron que se trataba de una reunión de trabajo y se retiraron del lugar. Sin embargo, los vecinos indicaron que ya se habían retirado de la comilona otros diputados y funcionarios, que también participaron. 

El propio Massoni reconoció que se trataba de funcionarios provinciales pero indicó que “según lo que manifestaron, estaban desarrollando una reunión de trabajo”. Aunque claramente fuera del horario permitido y del lugar indicado para llevar adelante un encuentro laboral. 

“Les dijeron que debían terminar la reunión, nos pusimos en comunicación con la Justicia Federal a fin de que nos instruyan y nos dijeron que debíamos notificarlos, cada uno tomo su vehículo y se retiraron a sus domicilios”, explicó el ministro de Seguridad. 

En este sentido, Massoni consideró que no se inició causa, “porque no hay delito, atento a que son funcionarios que en principio estarían exentos de la cuarentena”. Aclaró: “Es algo que no se tiene que realizar, por eso se tomó la determinación, no hubo necesidad de generar explicación y se retiraron”.