CHUBUT
02/06
Por unanimidad, la Legislatura aprobó el convenio de asistencia financiera con Nación
Tras el pedido del Gobierno a los trabajadores de cesar con las medidas de fuerza para dar tratamiento al endeudamiento y así cancelar los salarios, desde APEL garantizaron el desarrollo de la sesión. La iniciativa de crédito a través del Fondo Fiduciario fue aprobada
Con el voto de todos los Diputados presentes, quedó aprobado el convenio que el Ejecutivo chubutense estableció con el Gobierno nacional, de asistencia financiera por $5000 millones en el marco de la crisis, a través de un crédito por intermedio de la Fondo Fiduciario, a pagar en 36 cuotas y con un plazo de gracia hasta diciembre. 
 

Los giros serán en tres cuotas: la primera de $ 850 millones correspondiente a mayo, la segunda de $ 1.650 millones y la última por $ 2.500 millones en julio. El equipo económico del presidente Alberto Fernández llevará adelante un monitoreo minucioso y exhaustivo de la evolución de la nómina salarial, la planta de personal, stock de deuda, utilización del crédito y hasta advierte que Chubut no podrá otorgar aumentos salariales con los que no pueda cumplir. 

La disputa entre los gremios 

El Gobierno chubutense logró lo que quería, dividir el reclamo sindical y conseguir un gesto del sindicato APEL, que nuclea a los trabajadores legislativos, para llevar adelante la sesión de hoy y aprobar el endeudamiento facilitado por Nación, que permitirá un alivio temporario a las arcas de la provincia y la posibilidad de acortar la brecha de la deuda de salarios con los estatales. 

Ayer, el recientemente nombrado Secretario General de Gobierno del Chubut, Andrés Meiszner, aseguró que de concretarse la sesión en la Legislatura, se podrían pagar el rango 4 de marzo y los rangos 1 y 2 de abril de los sueldos de la administración pública provincial, con la aprobación del crédito de $5000 millones a través del Fondo Fiduciario. La afirmación dejó la pelota del lado de los gremios, que llevaban adelante una medida de fuerza.

Hoy por la mañana, se conoció que hubo un corte de luz en el edificio que impediría la sesión, aunque finalmente fue subsanado. "Es la típica, el corte de luz, gas, problemas informáticos. Hoy no solo los legisladores, sino que los tres poderes deben ponerse los pantalones", dijo el secretario general de ATE, Guillermo Quiroga, y criticó la postura de su parte de APEL, Ángel Sierra. 

Ante los rumores de una suspensión, el propio Sierra se encargó de aclarar que los trabajadores "no somos responsables de estas circunstancias, una vez mas vamos a ser solidarios. La próxima semana ya no vamos a prestar servicio porque no se nos da previsibilidad", en diálogo con en La Cien Punto Uno. 

Asimismo, en respuesta al corte de luz de esta mañana, el referente gremial dijo que "no tiene nada que ver con APEL. Ha habido un inconveniente que fue subsanado por los mismos trabajadores de la Legislatura", y respondió a Quiroga: "debe entender una vez por todas que somos estatales iguales que el resto. Hay que ser un poco mas solidario y no enfrentar trabajadores con trabajadores".