CHUBUT
18/05
El gobernador Arcioni sigue perdiendo soldados en la Legislatura
La exintendenta de Rawson, Rossana Artero, apoyó dos iniciativas que molestan al Ejecutivo y Mariano Arcioni le hizo saber públicamente que ya no la considera propia
El gobernador, Mariano Arcioni, sigue perdiendo aliados en la Legislatura. Del bloque original de 16 diputados, hoy son muy pocos lo que le reportan “fielmente”. Aunque en concreto no hubo ruptura, las diferencias dentro de la bancada oficialista son cada vez más evidente. 

A poco de asumir, en diciembre pasado, los legisladores que responden a los sectores del vicegobernador, Ricardo Sastre y el intendente, Adrián Maderna, tuvieron fuertes cruces con el primer mandatario provincial. La llegada de la pandemia suavizó las diferencias aunque las mismas, persisten. 

Ahora, una de las diputadas que era considerada “propia” por el mandatario, expresó su opinión contraria en dos iniciativas claves para el Ejecutivo. Se trata de la exintendenta de Rawson, Rossana Artero, quien en las elecciones pasadas se alió a Chubut al Frente luego que su espacio, el FpV, le diera la espalda en sus últimos meses de mandato. 

Artero dio su aval a la iniciativa del Frente de Todos que pretende cambiar los requisitos requeridos para acceder a la presidencia del Banco del Chubut, estableciendo cuatro años de residencia mínima en la Provincia. De aprobarse, impediría la asunción de Javier Alvaredo, el economista vinculado con el massismo, que Arcioni, eligió para presidir la entidad bancaria tras la salida (pedida) de Julio Ramírez. 

Además, Artero adhirió al pedido del presidente del bloque Juntos por el Cambio, Manuel Iván Pagliaroni para exigir al Poder Ejecutivo que publique en el Boletín Oficial la ley que hizo caducar en Chubut la venta de tierras fiscales que contienen bosques nativos.

La exintendenta estuvo ausente tanto de la escena política como pública y reapareció en la última sesión avalando proyectos y/o pedidos opositores, dejando clara su posición respecto a estos temas. 

Arcioni no tardó en responder. En una conferencia de prensa ofrecida el viernes pasado y ante la pregunta de un periodista sobre la postura de Artero, contestó: “Entró un proyecto de una diputada que hasta el día de hoy manifestó ser del oficialismo, pero yo no considero que es tal,  una persona que va en contra de lo que justamente propone el gobernador”.

La falta de "interlocutores políticos" entre el Ejecutivo y la Legislatura, dificulta el escenario para el primer mandatario provincial que cada vez encuentra más problemas para que se aprueben las iniciativas enviadas.