La Plata, Bs As.
Sábado, 30 mayo 2020
Revista Num. 883
Leonardo Nardini, Néstor Grindetti, Mariano Cascallares y Gustavo Posse cuentan su experiencia personal en la lucha contra el COVID-19. Los cuidados, el contacto con los familia...
Ver Revista
Revista COMO VIVEN LA PANDEMIA

Revista Num. 883
Ver Revista
12/02
INFORME
Inflación vs. coparticipación: cuánto perdieron las provincias
Los fondos coparticipables a las provincias del sur mermaron en el mes de enero y quedaron por debajo del acumulado por inflación según los datos que dio a conocer el INDEC. La Tecla Patagonia propone un repaso del panorama en cada uno de los distritos y la diferencia que perdió cada administración frente a la suba de precios que parece no tener freno
Inflación vs. coparticipación: cuánto perdieron las provincias
*Por Juan Pablo Carvajal

Los fondos coparticipables a las provincias del sur mermaron en el mes de enero y quedaron por abajo del acumulado por inflación, según los datos que dio a conocer el INDEC.

Mientras el acumulado anual llegó al 54% en la región patagónica, los porcentajes por coparticipación rondaron el 39.8% en las provincias de Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Neuquén.

Este dato, que surge de la información que publica el Ministerio de Hacienda de la Nación en la web de la Dirección Nacional de Asuntos Provinciales, alteró los ánimos en los distritos del sur y la oposición salió con los tapones de punta para cuestionar las medidas nacionales en detrimento de las provincias.



En el reparto de recursos, durante el último año, las provincias patagónicas registraron porcentajes muy similares, donde la más perjudicada fue Neuquén con el 39,6% entre enero de 2020 y el mismo mes de 2019; y muy cerca la más beneficiada en la región fue Santa Cruz, con el 40,02%. A pesar de esos porcentuales y de los millones que representan (ver cuadro), los datos de inflación pulverizó los recursos que recibe cada gobierno provincial. Cabe recordar, que en 2019 el índice de precios al consumidor (IPC) registró en la Patagonia un 54% de inflación, siendo el número más alto desde 1991, dato que expandió la cifra respecto a los recursos que llegan desde Nación. 



Verónica Sosa (Economía & Regiones)
"Las del sur tienen el diferencial por su activo en los hidrocarburos”


Verónica Sosa, titular de Economía & Regiones, dialogo con La Tecla Patagonia y analizó la situación de las provincias sureñas frente a la merma de los fondos que reciben por coparticipación frente a los índices de inflación. En este sentido señaló: "El mes de enero tiene dos particularidades, que se comenzaron a girar los fondos de las sumas fijas que se actualizaban por inflación por el acuerdo de 2017 cuando se elimina el Fondo del Conurbano Bonaerense y las provincias ceden a Anses la coparticipación del impuesto al cheque y la Nación les compensa con una suma fija actualizable que se gira automáticamente". 

En esta línea agregó: “A esa suma fija hay que analizarla con los datos de febrero para ver si se actualizó por inflación como dicta la normativa que reglamenta las transferencias. Por esa razón al hacer una comparativa interanual hubo una merma, no obstante, la coparticipación que reciben las provincias, que se alimentan de la recaudación del IVA y Ganancias en su mayor parte. Esos fueron dos impuestos que en el mes de enero tuvieron tasas de crecimiento nominales del 35% muy por debajo de la inflación en enero”. 

Sobre las perspectivas, Sosa indicó: “De acá en adelante, la coparticipación seguirá con tasas de crecimiento por debajo de la inflación, porque no se sabe si encontró su piso y los primeros datos de enero en los sectores de actividad siguen siendo malos. Hay que ver si la Argentina resuelve el tema de la deuda o no, porque eso podría llegar a dar cierta generación de expectativas, por si se puede llegar a recuperar el nivel de actividad. Ese escenario lo vemos difícil, porque aun arreglando el problema de la deuda, hay problemas macroeconómicos muy serios que requieren decisiones fundamentales como bajar el gasto público e impuestos. Una de las razones de la caída del nivel de actividad e incluso, las primeras medidas del nuevo gobierno fue un impuestazo a los que generan riqueza o actividad, entendemos que al finalizar el primer trimestre se confirmará que esta medida fue contraproducente y no solamente por el lado de la economía real, sino también por el lado de los recursos fiscales, que precisamente al tener una economía tan ahogada en términos impositivos la recaudación empieza a caer y ese es el escenario que vemos para el 2020 y eso va a complicar las finanzas provinciales".

En referencia a las provincias patagónicas, Sosa señaló: "Las del sur tienen el diferencial por su activo en los hidrocarburos. Por eso, si llega a haber alguna política o se resuelve el tema de la deuda de la Nación podría llegar a existir un atisbo de recuperación del sector hidrocarburífero que impacta en las cuentas fiscales de las provincias, y no únicamente en las percepción de las regalías, sino también en el nivel de actividad y la recaudación en Ingresos Brutos. Mientras esa tendencia no se revierta, sumado a que el resto de los sectores productivos no van a mostrar una recuperación, la restricción fiscal se va ver resentida, no sólo por la coparticipación, sino también por la recaudación donde los primeros datos de enero hay caídas reales en Ingresos Brutos. En ese margen el tema de la deuda, con excepción de Chubut, no es el problema de las provincias".

"Hablar de la deuda en dólares de Neuquén, que es una provincia rica y tiene margen para atender los compromisos de su deuda y honrar los servicios que tiene afuera, lo mismo puede suceder con Río Negro. Ahora los gobernadores tendrán que hacer sintonía fina para que esa caja de recursos que va a recibir, puedan servir para atender los servicios del Estado y cumplir con sus compromisos es una realidad. No estamos en 2019 que fue un año electoral, o 2018 donde la coparticipación no se había resentido tanto donde los gobernadores contaron con cierta caja y había un mercado que les prestaba, y en la actualidad la oportunidad son las tasas de interés que fueron bajadas forzosamente y hoy las provincias salen a colocar Letras del Tesoro" concluyó Sosa.

RIO NEGRO


La diferencia entre los fondos coparticipables frente a los altos índices  de inflación pulverizó el desenvolvimiento financiero frente al cumplimiento de gastos corrientes y compromisos de deuda de administración de Arabela Carreras. La nueva gobernadora heredó el reclamo por la quita de fondos, producto de medidas tales como la reducción del IVA y ganancias, como así también el congelamiento del precio del combustible en el ocaso de la administración macrista.

En ese complejo escenario, Río Negro declaró la emergencia económica y financiera, y recibió del gobierno nacional autorizó un auxilio de 1.000 millones a la provincia. Este adelanto de coparticipación es un mecanismo habitual pero, en este caso, el desembolso fue superior, esencialmente focalizado en la cobertura del descubierto bancario por los recientes pagos salariales.

SANTA CRUZ

En los últimos cuatro años la provincia de Santa Cruz cuestionó duramente al gobierno nacional a cargo de Mauricio Macri. Si bien los fondos coparticipables se mantuvieron en sintonía con las otras provincias, la gobernadora Alicia Kirchner reclamó con énfasis el destrato de la gestión anterior. Con la llegada al gobierno de Alberto Fernández, se dio a conocer desde el Ministerio del Interior, los fondos por ATN que recibió Santa Cruz en el lapso de 2016 a 2019. En tal sentido, la administración de Alicia Kirchner, recibió aportes por $ 604 millones. Dicho informe asegura que las asignaciones fueron dirigidas de manera directa a municipios, sin pasar por la administración provincial.  

Sobre los recursos destinados a la provincia, en el inicio de la nueva gestión, Nación le puso un freno a la baja de Ingresos Brutos y de otros impuestos que algunos consideran “distorsivos” y decidió suspenderla hasta el 31 de diciembre de 2020.  A cambio, los gobernadores prometieron dejar de insistir durante el mismo plazo con “las causas judiciales, cualquiera sea su radicación y estado de trámite, originado en reclamos derivados con el régimen de coparticipación federal”, así como frenar también por 12 meses “los juicios por la baja de impuesto a las ganancias y de IVA para la canasta de alimentos”, entre las cuales tuvo una postura intransigente la administración de Alicia Kirchner.


NEUQUEN

La provincia vive desde hace años en una suerte de burbuja financiera gracias a la explosión del yacimiento hidrocarburífero Vaca Muerta. Sin embargo, en el último período de gestión del expresidente Mauricio Macri, las arcas provinciales se vieron fuertemente afectadas por distintas medidas. Una de ellas fue el tan mentado congelamiento de los combustibles, que, sobre todo, impactó directamente en las finanzas de la Provincia, debido a que las empresas no pueden vender libremente al precio que tiene el petróleo. Por supuesto, esto también afectó a la recaudación en materia de las regalías. Y si se tiene en cuenta que los gastos no variaron, fundamentalmente los sueldos, la balanza en las cuentas empieza a perder el equilibrio.

Según datos oficiales, el gobierno de Macri envió a Neuquén en su último año de gestión unos 26.556 millones de pesos, un 45,8% más que en el 2018. Con ese resultado, los recursos provenientes de la recaudación de impuestos nacionales quedaron unos 15 puntos por debajo de la inflación. Para este año, en la provincia esperan recibir otros 38.100 millones por coparticipación nacional.


CHUBUT

La provincia gobernada por Mariano Arcioni es la que peor situación atraviesa, tanto en lo económico como en lo político y social. En términos financieros, el gobierno no puede siquiera cumplir en tiempo y forma con el pago de los salarios. Por caso, Chubut recibió mil millones de pesos como adelanto de coparticipación federal el mes pasado para solventar las necesidades urgentes de la debilitada economía del distrito.

Las esperanzas de los chubutenses parecen estar atadas a la suerte de la industria hidrocarburífera, debido a las tan mentadas regalías petroleras. Para eso, es necesario un repunte de la actividad, para lo cual se esperan definiciones por parte del gobierno nacional en materia de políticas del sector. Si aumentan esos ingresos, la provincia podría empezar a equilibrar las cuentas, que hoy están muy desbalanceadas por la deuda pública y la pérdida del poder adquisitivo debido a la galopante inflación del último año.
COMENTARIOS
  • Genéricos