Actualizado: Sábado, 22 nov 2014   La Patagonia      
Ingresar:
Se agrava la crisis pesquera
Los números de la desocupación en la pesca de la provincia siguen creciendo. Desde los gremios dicen que la merluza es espantada por la explotación petrolera. Estiman que la situación empeorará
Publicada 01/09 | Imprimir | Enviar | + - Tamaño
En Chubut hay cinco centros pesqueros de relevancia de acuerdo a la cantidad de toneladas de pescado que se extrae: Camarones, Puerto Madryn, Caleta Córdova, Rawson y Comodoro Rivadavia. Entre todos ellos, según los datos que arroja la página oficial de Estadísticas de la provincia http://www.estadistica.chubut.gov.ar, el desembarco de pescados y mariscos medido por períodos anuales, y cuantificado en toneladas en 2003 llegaba a 201.624,9 y en 2009 la cifra descendió bruscamente a 77.936,1.

Comodoro Rivadavia cuenta con una importante flota pesquera y una zona franca con infraestructura industrial suficiente como para procesar las capturas, su puerto está diseñado para recibir buques de gran calado, hoy la ciudad es centro de captura de langostinos y centollas de apreciada calidad, tanto en el mercado nacional como internacional.

Entre los años de la muestra de la dirección de Estadística y Censos de la provincia, Comodoro Rivadavia pasó de ser el segundo puerto en número de mariscos extraídos con un total de 17.110 toneladas a contentarse con el 3° lugar a fines de 2009, incluso debajo de Rawson con 2.490.

En lo que al pescado se refiere, pasó de un cómodo segundo lugar a estar casi igualado con una muy baja producción en 2009 con números cercanos a los que presenta Rawson, de 6.000 toneladas en un total provincial de 57.421.

La crisis pesquera no es nueva en Chubut, los gremios como el Sindicato de la Industria de la Alimentación (STIA), el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) y la Asociación Argentina de Capitanes y Patrones de Pesca (AAC y PP) vienen reclamando y denunciando el fuerte deterioro del sector, sobre todo por el mal manejo que se hace de la pesca por parte de las 12 empresas de bandera española que se han instalado en la zona desde hace varios años como Arbumasa, Argenova, Conarpesa, Congeladores Patagónicos SA, Iberconsa, Pereira de Argentina, Pescapuerta, Pescargen SA, Pesquera Santa Cruz y Vieira Argentina. Buena parte de sus capturas sale del país sin procesar. Algunas de ellas tienen una alta cantidad de buques en relación con las plantas procesadoras: Arbumasa, con 13 buques de altura procesadores y congeladores, y sólo una planta en tierra, lidera la lista. La continúan Pesquera Santa Cruz, Conarpesa y Argenova.
Excepto en el caso de Pereira, todas tienen mayor cantidad de personal a bordo que en tierra.

La última crisis
Entre 2008 y 2009, de un total de 1.200 trabajadores que se desempeñaban en las plantas procesadoras en tierra, hoy sólo se contabilizan 620 trabajadores. Esta reducción de puestos laborales está dada por la caída que se registra en la actividad y por el cierre o retiro de empresas, tales los casos de Barillari y Arbumasa, además de una paulatina reducción de actividad de las firmas que aún sobreviven en la zona.

Las estadísticas de descargas del puerto también reflejan esa menor actividad, ya que de las 49.670 toneladas de pescado fresco, más otras 2.624 toneladas de pescado congelado que se registraban en 2008, la cifra cayó a 29.17, debe tenerse en cuenta que este producto es el que genera empleo en tierra, mientras que la descarga de congelado el año pasado subió a 4.632 toneladas.

Entre enero y junio del año pasado, los registros muestran solo 7.295 toneladas descargadas poniéndose en evidencia los cimbronazos de un mercado internacional afectado por la crisis financiera.

No solo hubo menor demanda, sino también falta de pago de embarques remitidos a Europa, que en muchos casos implicaron plazos de 90, 130 y hasta más de 180 días, lo cual tornó aquí inviable la situación.

Las empresas que operan
Cuatro son las empresas que están trabajando en el puerto estratégico de Comodoro Rivadavia y ocupan, actualmente, a cuatrocientos cincuenta y nueve trabajadores, con las expectativas de la reapertura de una planta que cerró sus puertas hace alrededor de un año.

En el caso de Conarpesa, tiene una planta en Comodoro Rivadavia que no está trabajando y desde hace varios meses (desde que 2010 comenzó) los trabajadores están en sus casas cobrando el garantizado, merced a que los barcos fresqueros de altura que estuvieron operando en la zona del Golfo San Jorge descargaron sus capturas en el puerto de Camarones.

El langostino desembarcado se concentró principalmente en la planta de Rawson para su clasificado y congelado, pese a que el puerto más cercano era el de la propia ciudad petrolera.

La materia prima se llevó a la planta de Agropez en Rawson o a la procesadora que la firma tiene en Puerto Madryn, por lo que en la planta de Comodoro se dedican casi exclusivamente al procesamiento de la especie merluza y al reproceso de calamar congelado, con un total de 157 trabajadores efectivos a la fecha. Otra de las empresas que se encuentra trabajando por debajo de la mitad de la capacidad y operando solo con el langostino es Pesquera Mar del Chubut que hace selección, clasificado y congelado para exportación, haciendo otros productos con el langostino que no es entero y reprocesado en la planta. En la actualidad, en la empresa trabajan 165 obreros, la mayor actividad de planta está relacionada con las descargas de merluza, debido al menor tiempo de procesamiento que lleva el langostino y que (además) ocupa menos mano de obra. Por otro lado, está Pesquera del Sud que se encuentra trabajando, pero también sobre la base del producto congelado y reprocesando materia prima que ya tenía. Apostando a diferentes productos con más valor agregado, han tratado de mantener el ritmo de trabajo por la vía del reproceso de congelado, para que a su vez les permita sostener la mano de obra de los 70 trabajadores que aún están en la planta. Similar es el caso de Argenova, que contiene en su planta a 67 operarios que se dedican sólo a la clasificación de langostino, por lo cual la actividad casi en su mayoría se ve restringida. Si bien la prospección del langostino en aguas del Golfo San Jorge es positiva, no revierte la situación de las plantas, debido justamente al proceso de elaboración del mismo que se realiza a bordo de las embarcaciones denominadas la flota congeladora tangonera. Desde el Gobierno nacional denunciaron a la provincia por irregularidades en los permisos. A pesar de la grave situación pesquera, que se repite en otras provincias, la Presidenta se animó este año a lanzar un plan tendiente a fomentar el consumo de merluza. “Pescado para todos” parece ser en este contexto una utopía, al menos si no se revierte esta tendencia.

Nota completa en le revista nº 5 de La Tecla Patagonia
Publicada 01/09 | Imprimir | Enviar | + - Tamaño
 Comentarios (0)
La Tecla Patagonia Todos los derechos Reservados 2004-2014 All rights reserved - Directora Myriam Balcedo
Versión RSS | Versión Móvil | Consultas
Desarrollado por Serga.NET